El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, reconoció que en el Poder Judicial hay “focos de corrupción” y nepotismo, por lo que hay un número importante de investigaciones a magistrados, pero descartó que se trate de una “cacería de brujas”, porque la mayoría de jueces y magistrados son honestos.

Por ello, calificó de histórico que, por primera vez, desde 1995 en que se crea el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), apruebe un acuerdo que regule de manera adecuada todo lo que tiene que ver con la carrera judicial.

Explicó dos aspectos de este acuerdo que tiene que ver con las adscripciones, mismas que no estaban prácticamente reguladas, no había criterios y no eran usadas como una forma inteligente y programática de una política pública para mejorar el Poder Judicial de la Federación.

Sobre todo, agregó, para servir como instrumento para abatir dos grandes problemas que tiene el Poder Judicial: el del nepotismo y otro el relativo a que hay focos de corrupción en el Poder Judicial.

Resaltó que a partir de su llegada a la presidencia de la Corte y consecuentemente del Consejo de la Judicatura Federal, se han utilizado las readscripciones precisamente para ir rompiendo los conflictos de interés que se dan en ciertos tribunales y en ciertos circuitos por el nepotismo.

Prácticamente en todos los circuitos tienen problemas de nepotismo, “porque era una práctica, que primero no es de entrada ilegal y no se veía mal dentro del Poder Judicial”.

No obstante, precisó que se está ordenando este tema, “porque obviamente si tenemos un magistrado que tiene 22 familiares en el mismo circuito o a veces en el mismo colegiado, o a veces tenemos casos en que los magistrados son parientes y el juez al que le van a revisar sus asuntos es hijo de uno de los magistrados, pues sí hay ciertos conflictos de interés al menos”.

En conferencia de prensa, admitió que hay tribunales y circuitos que están realmente inundados por redes familiares y que esto genera no pocos conflictos de interés, por lo que han estado combatiendo esa práctica a través de las readscripciones y también ha servido para romper redes de probable corrupción o donde hay sospechas de ello.

De acuerdo con el ministro presidente del alto tribunal, se está combatiendo con energía el nepotismo, sobre lo cual “ya estamos teniendo resultados y estamos combatiendo con energía la corrupción”.

Con este acuerdo se han establecido requisitos muy estrictos para que los buenos jueces y juezas sean ratificados, “pero aquellos que son negligentes, o que no son éticos, o que no tienen un estándar mínimo para merecer la confianza de la ciudadanía no sean ratificados”, sostuvo.

Zaldívar Lelo de Larrea admitió que se han detectado algunos circuitos donde había prácticas indebidas y es donde están cambiando de adscripción a los magistrados y a los jueces, incluso en algunos cuando se tienen datos graves, han procedido a suspenderlos.

Afirmó que hay algunos circuitos que ya fueron limpiados por completo, “y estamos en esta ruta. Hay un número importante de magistrados que están siendo investigados”.

Sin embargo, aclaró que tampoco están en una “cacería de brujas”, porque la mayoría de jueces y magistrados son honestos, pues “tenemos investigaciones, no me gustaría decir el número; tenemos ya destituciones y tenemos suspensiones”.

Resaltó que la suspensión del magistrado de Primer Circuito es importante, “porque si las investigaciones y todo llega a buen puerto, ustedes se darán cuenta que ahí se rompió una red de corrupción muy importante que había en el Primer Circuito”.

Publicidad