El diario Le Monde afirmó que existe una presión desde Estados Unidos por acelerar el desconfinamiento por coronavirus COVID-19 en México.

De acuerdo con el medio francés, “la confusión reina en México” debido a que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó la estrategia para la reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas en pleno apogeo de la epidemia por coronavirus.

Agregó que la aceleración en las medidas de desconfinamiento en varios municipios del país se debe a la presión ejercida por Washington, lo que provoca controversia ante una posible segunda ola de contagios.

Le Monde destacó que el viernes pasado México registró una cifra récord de muertos por COVID-19 en un día, con 479 defunciones por coronavirus, además de convertirse en el décimo país del mundo con la mayor cantidad de fallecimientos.

Aseveró que dichas cifras contrastan con el optimismo de López Obrador, quien asegura que se ha reducido la curva de la pandemia, lo que permite el regreso a la ‘Nueva normalidad’.

Te puede interesar: México, clave para la máquina bélica de EEUU

El diario indicó que una exigencia del presidente Donald Trump, ansioso por revivir la economía de Estados Unidos, depende de la cadena de producción mexicana, en especial el sector automotriz, que produce una gran parte de sus refacciones en México.

La semana pasada, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, informó que es importante que la industria automotriz de México reanude operaciones para que se ajuste a los cambios que trae consigo el tratado comercial pactado con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que entra en vigor el 1 de julio.

Fue por lo anterior que se incluyó a la industria automotriz como actividad esencial, pues este sector es el que más ajustes tendrá tanto por el contenido regional como el laboral, las dos características del nuevo tratado.

La Secretaría de Salud dio a conocer el domingo que suman 68 mil 620 casos confirmados acumulados de COVID-19 en México, de los cuales 14 mil 247 son activos, mientras que hay 7 mil 394 muertos por la enfermedad.

Publicidad