(SPI).- El desabasto de medicamentos en hospitales del estado es de 40 por ciento, aseguró el presidente de las Comisión de Salud del Congreso local, José Kirchs Sánchez.

Aseguró que hay problemas de infraestructura y carencias en los hospitales, así como falta de personal especializado para atender a los veracruzanos.

Dijo que para muestra el caso de los hospitales de Tuxpan, Poza Rica y Coatzacoalcos, en donde se reportan denuncias por carencia de medicamentos y personal que atienda a los pacientes.

Reportó que en el caso del Hospital de Tuxpan, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) determinó que ya no está en condiciones de dar servicio y el abasto de medicamentos no es el adecuado.

“Es una diversidad de hospitales que tienen ciertas deficiencias, basta darle un ejemplo como en Poza Rica donde no se han concluido algunas cosas, por ejemplo el servicio de urgencias donde el hospital no funciona correctamente, pero también existen carencias en Cosoleacaque y en Coatzacoalcos.”

Acusó que mientras la Secretaría de Salud reporta un abasto de medicamento del 80 por ciento, la realidad es que hay algunos hospitales que no llegan ni al 60 por ciento.

“A veces no cuentan con climas, no se puede operar en quirófanos por no contar con las condiciones necesarias y sí es imperativo que tengamos la oportunidad de actuar”.

Por ello, exigió al Secretario de Salud información al respecto y pidió al Gobierno del estado dar prioridad a la salud de los veracruzanos, de la misma forma que lo hace con la seguridad.

“Ya pasaron siete meses de administración y desde el punto de vista de la ciudadanía en el sector salud, pues si, se abordó el tercer nivel, pero el resto de la población está exigiéndonos que nos aboquemos a los hospitales donde se atiende a la gran mayoría”.

Pidió al mandatario estatal no descuidar la problemática que sigue padeciendo el sector salud con la falta de infraestructura, así como la dotación de medicinas y médicos especialistas.

El galeno advirtió que además hay despidos en el área de Vectores, lo que ha generado una contingencia de chikungunya, dengue y zika, ya que el presupuesto que se tiene no alcanza.

“Hay incertidumbre e inquietud, lo único que quiero aclarar es que la Secretaría de Salud está actuando conforme a sus capacidades y si hubo que limitar la cantidad de gente para limitar este programa de alguna manera se está justificando. No es que se quiera perjudicar a nadie, son trabajadores que no pertenecen al sindicato, es decir son trabajadores de confianza”.

Publicidad