La juez Grissell Rodríguez Febles, titular del Juzgado Primero de Distrito en el estado de Campeche, concedió la suspensión definitiva a comunidades indígenas que se oponen a la construcción del Tren Maya.

En su resolución, la impartidora de justicia explicó que la medida cautelar es para el efecto de que las autoridades se abstengan de realizar obras nuevas dentro de la zona geográfica de la referida comunidad indígena Maya Penínsular y Ch’ol, asentados en Xpujil, Calakmul, Campache.

Agregó que si la construcción de la obra requiere habilitar y/o dar mantenimiento a vías férreas preexistentes, para materializar la obra, los responsables, en este caso el gobierno federal, sí podrán ejecutar dicho proyecto.

La juez Rodríguez Febles mencionó que la suspensión no impide a las autoridades realizar actos administrativos encaminados a la ejecución de la obra como son: las licitaciones, obtención de permisos ambientales y de cualquier otro rubro, así como la elaboración de presupuestos y proyectos, toda vez que dichos actos no conllevan a daño inminente a la comunidad quejosa.

Es de mencionar que Fonatur puede impugnar la suspensión definitiva ante el Tribunal Colegiado, el cual el pasado 26 de febrero dictó una suspensión provisional en términos similares a la de la juez de distrito y consideró que los residentes de Xpujil sí tienen interés legítimo para impugnar el Tren Maya.

Publicidad