El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares publicó en la Gaceta Oficial del Estado el decreto que reforma y deroga diversas disposiciones del Reglamento de la Ley Número 561 de Tránsito y Seguridad Vial para el estado de Veracruz, entre las cuales establece el descuento del 50 por ciento de las multas de tránsito, si son pagadas en los primeros 5 días tras su aplicación.

También redefine los montos de las infracciones, ahora con base a la Unidad de Medida y Actualización, en lugar del salario mínimo.

Entre las novedades se contempla que la Dirección General de Tránsito podrá hacer uso de los dispositivos tecnológicos especializados que sean instalados en los vehículos patrulla de la Dirección General o que porten los policías viales, radares de velocidad y todos aquellos implementos que la tecnología facilite y permitan documentar el incumplimiento a la Ley y este Reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables.

Las infracciones a las disposiciones en materia de Tránsito y Seguridad Vial se aplicarán en Unidades de Medida y Actualización (UMA), clasificándose en:

I. Leves, cuando no se pone en riesgo la vida o el patrimonio de personas; de cinco a quince;

II. Graves, cuando sin poner en riesgo la vida, se afecten la integridad física, el patrimonio de las personas o el interés colectivo; de dieciséis a treinta;

III. Muy graves, cuando se actualice cualquiera de los siguientes supuestos:
a) Cuando además de poner en peligro la vida o la integridad física, se ocasionen daños a más de una persona, o se afecte la vía pública o la infraestructura urbana, o
b) Cuando se conduzca en estado de ebriedad. En ambos casos; de treinta y uno a cuarenta;

IV. Especiales, cuando se actualice cualquiera de los siguientes supuestos:
a) Cuando con motivo de la conducción de un vehículo se ocasionaren lesiones, produciendo al ofendido la pérdida de cualquier extremidad, órgano o disfunción, se cause una deformidad incorregible, se ocasione incapacidad permanente para trabajar; de cuarenta y uno a cien; y
b) Cuando se cause la muerte, de ciento uno a doscientos.

El pago de la multa dentro de los cinco días siguientes a su imposición, dará lugar a un descuento del setenta y cinco por ciento de su total, y de realizarse entre el sexto y décimo día siguientes a su imposición, dará lugar a un descuento del cincuenta por ciento de su total.

La excepción a los descuentos a que hacen referencia el párrafo que antecede, tendrá lugar cuando se conduzca en estado de ebriedad.

Artículo 332. Las multas se aplicarán en Unidades de Medida y Actualización (UMA) y se graduarán dependiendo de las causas atenuantes y agravantes, sin exceder de los máximos que establece el artículo 153 de la Ley.

Publicidad