El Gobierno federal desplegará a elementos de la Guardia Nacional desde este fin de semana para contener el flujo migratorio en la frontera sur y de manera paralela se aplicará el Plan Integral para Centroamérica, anunciaron el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón.

Durante la conferencia de prensa ofrecida en Palacio Nacional, en donde estuvieron los gobernadores de los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Veracruz y Oaxaca, el Canciller abundó que para reforzar las regulaciones en la frontera sur, los trabajos de la Guardia Nacional serán reforzados por elementos de la Defensa Nacional y la Marina.

Explicó que uno de los retos será enfrentar el negocio del tráfico de personas que deja ganancias a las organizaciones criminales hasta por 6 billones de dólares al año y que incluso incurren en delitos como esclavitud al rentar a los niños y niñas para que los migrantes puedan obtener permisos temporales de trabajo en Estados Unidos.

Luego de recibir el apoyo de los mandatarios de la zona fronteriza en la implementación de este programa, Ebrard Casaubón anunció que en los próximos días se integrarán a esta comisión para atender la emergencia migratoria a 14 agencias de la ONU y llamó a la comunidad internacional a no dejar solo a México en la resolución de este tema.

Finalmente el Presidente López Obrador dijo que el acuerdo alcanzado con Estados Unidos en el tema migratorio, es benéfico para ambos países y recordó que “en la guerra comercial se puede perder o ganar, pero el tema es que no queremos la guerra aunque la podamos ganar”.

Publicidad