El presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que en México no hay hambre a pesar de la pandemia de COVID-19.

El mandatario federal manifestó que su Administración se ha propuesto a llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país a pesar de la crisis generada por el SARS-CoV-2.

Te puede interesar: No tenemos indicio de rebrote por covid-19, va en descenso la pandemia: amlo 

Lo estamos logrando (la Cuarta Transformación), a pesar de que estamos enfrentando dos crisis, como también se está padeciendo en otros países del mundo, estamos enfrentando la pandemia del COVID-19, esta enfermedad terrible”, comentó.

“Estamos enfrentanto también lo que desató esta pandemia: la crisis económica, como en otros países, pero vamos saliendo, vamos avanzando”.

El mandatario federal destacó su estrategia para enfrentar la crisis derivada por la epidemia de coronavirus.

No aplicamos la misma estrategia de siempre, de endeudar al país, de rescatar a los de arriba, como si la riqueza fuese contagiosa (…) Estamos apoyando abajo y de manera directa al pueblo”, comentó.

Resaltó que para ahorrar dinero, el Gobierno de México no permite la corrupción y se maneja con austeridad.

Les comento, vamos a vender el Avión Presidencial, ya lo rifamos, vamos a venderlo. Este avión es como un palacio en los cielos, algo insultante para nuestro pueblo”, expresó.

López Obrador destacó que como presidente viaja por carretera y en vuelos comerciales, “no está permitido usar aviones o helicópteros particulares para funcionarios”.

La fórmula es no permitir la corrupción y hacer un gobierno sobrio, austero”, resaltó.

Aseguró que en México se fortalece la economía con los apoyos directos que brinda la Administración Federal y las remesas que llegan a nuestro país de mexicanos que trabajan en el extranjero.

A pesar de la pandemia, no hay hambre en el país, se garantiza el consumo básico”, comentó.

López Obrador destacó por otra parte el tratado comercial que México firmó con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con el que “se están generando inversiones y empleos”.

Tengo mucha fe en el futuro del mundo, yo soy un creyente y mi credo es el de la fraternidad universal. Por eso yo le envío a todos un abrazo desde la Ciudad de México, capital de nuestra República”, concluyó.

Publicidad