Lanzándose en contra de su antecesor, en su Primer Informe de Gobierno, Cuitláhuac García Jiménez garantizó que ya no se jugará políticamente con la obra pública y que ya se dejaron atrás los megaproyectos que se convertían en “mega transas”.

Además, subrayó que en un año se cumplió el principal encargo del pueblo veracruzano: ya no hay “más gobernantes corruptos”.

También el morenista culpó de “muy mala leche” y “cierto grado de hipocresía” a sus adversarios en cuanto al tema de desabasto de medicamentos, falta de material de curación y atención médica, sobe todo de su antecesor.

Subrayó que sus detractores son quienes causaron “el desastre” en el sector salud, aludiendo que el exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, se atrevió a inaugurar el Hospital de Tatahuicapan sin estar terminado.

“Un gobernador se atrevió a inaugurar un hospital en el municipio de Tatahuicapan, ese día tuvo que rentar una planta de luz y llevar equipo prestado, ya que no sólo no tenía luz, tampoco agua y drenaje, mucho menos medicinas, y así lo inauguró, terminó su mandato y así lo dejó; el puro edificio sin nada”.

Aseguró que en su primer año al cargo del Ejecutivo también se están acabando con privilegios, pues el suyo es un gobierno honesto dejando atrás la corrupción.

 “Se cumple casi un año en que por primera vez arriba un gobierno honesto al estado de Veracruz y a la presidencia de la República.

“El movimiento transformador, y en contrapropuesta a las medidas neoliberales, triunfó, y al cabo de décadas de lucha pacífica del pueblo logró hacer valer la incipiente democracia electoral de este país”.

Aseveró que en lo que va de su administración se puso fin al saqueo de los recursos públicos y con los recortes se gastaron 38 por ciento menos del presupuesto de la administración anterior en la Oficina del Gobernador, un total de 80 millones de pesos.

 “Ya no viajo en Jet de Lujo, quitamos secretaria particular y secretaria privada; ahora dichas funciones las realiza personal de la jefatura de oficina”.

Detalló que igualmente se redujo el número de escoltas personales y las aeronaves se pusieron al servicio del Pueblo, pero ello no lo dejó “inmóvil”.

“Por Primera Vez también un gobernador cumple su palabra de regresar a los municipios. De los 212 municipios hemos vuelto a recorrer 92 de ellos.

Garantizó que antes de la mitad del sexenio se habrán visitado todos los municipios de Veracruz.

“Se acabó el olvido, mayor inversión en esas regiones, a estos municipios enclavados en la Sierra de Huayacocotla, ahí seguramente están los alcaldes y la alcaldesa, pueden dar testimonio que recorrimos esos caminos”.

Dijo que la clave para reactivar la obra pública está en “no robar al pueblo y ser eficientes, mediante el ahorro y la buena administración pública”, aseverando que sus proyectos se enfocarán en zonas olvidadas o marginadas.

“No se trata de hacer mega obras, en el pasado, se convertían en mega transas (…). No es solo hacer obra donde se ve, en donde hay tráfico vehicular.

“No, nosotros no somos electoreros, pretendemos que las comunidades de los municipios alejados también sean beneficiarias, aunque no haya una gran cantidad de votos, pero sí una gran necesidad de justicia social”.

Publicidad