Xalapa.- El periodista Marcos Miranda Cogco señaló que durante 17 horas estuvo privado de su libertad y que tras este suceso, “no le deseo a nadie lo que viví”.

Tras la confirmación de su liberación dada a conocer por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, narró que fue levantado por un grupo armado mientras llevaba a su nieta a la escuela.

A través de una transmisión en Facebook Live, dijo que sus captores lo mantuvieron en una casa de seguridad pero fue rescatado por elementos de Seguridad Pública alrededor de la 1:30 de la mañana de este jueves en la zona de Villarín.

Dijo que sus plagiarios habían decidido cambiarlo de casa de seguridad; sin embargo, en el trayecto elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se enfrentaron con los presuntos secuestradores y tras una balacera lograron rescatarlo sano y salvo.

Señaló que luego de su rescate fue llevado para realizarle exámenes médicos y posteriormente pudo reunirse con sus familiares.

“No le deseo a nadie lo que viví, fui rescatado como a la 1:30 de la madrugada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública tras un enfrentamiento con los malosos que me tenían secuestrado, supuestamente me habían cambiado de casa, pensé que me iban a dar piso”.

Además, mencionó que fue golpeado en varias ocasiones en distintos puntos de su cuerpo.

“Volví a nacer, me levantaron pero no me quebraron”, señaló mientras relató que sus captores lo mantuvieron desnudo en un cuarto climatizado y que fue golpeado en repetidas ocasiones, lo que le causó lesiones en las cervicales.

Dijo que tras su liberación habló con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, y se dispuso una patrulla de la SSP para que vigilen su casa las 24 horas del día.

Además, pidió apoyo a la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) para la reparación de su automóvil que resultó dañado por el impacto de otro vehículo en el momento de su secuestro.

No obstante, aseguró que seguirá con la línea crítica contra el Gobierno, contra lo que esté mal, y agradeció a los compañeros de la prensa que se sumaron a la exigencia para su aparición con vida.

Publicidad