Por segunda ocasión, la audiencia para acumulación de delitos solicitada por la defensa de Arturo Bermúdez Zurita fue suspendida, debido a que las otras dos personas implicadas Alejandro Contreras Uscanga y Roberto Esquivel Hernández no se presentaron y por tanto la juez decidió no llevar a cabo la diligencia.

La Fiscalía General del Estado solicitó la suspensión de la audiencia, pues argumentó que se le podían violar los derechos al no estar presentes los otros dos sujetos vinculados a proceso, lo cual avaló la juez.

Solicitó para la acumulación de procesos desde el 13 de febrero, nuevamente fue cancelada y pospuesta para el jueves 9 de marzo.

Arturo Bermúdez Zurita y quienes son considerados sus cómplices en la comisión de los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias, fueron citados hoy a las 10:00 horas en la sala dos de juicios orales del distrito judicial Xalapa, para desahogar la audiencia solicitada por el excolaborador de Javier Duarte de Ochoa, con la que busca unificar los ilícitos con el proceso que se le sigue por enriquecimiento ilícito y obtener su libertad.

Sin embargo, Alejandro Contreras Uscanga y Roberto Esquivel Hernández, mandaron nuevamente oficios con sus abogados, en los que argumentaron seguir enfermos, uno de ellos incluso internado, y por ello no poder asistir, dejando todo en manos de sus abogados.

En la audiencia, que inició a las 10:42 de la mañana, José Rivera Martínez, defensor de Contreras Uscanga, leyó un escrito signado presuntamente por su cliente, en el que expuso que no hay oposición alguna a celebrar la audiencia solo con la presencia de su abogado “toda vez que su presencia no influye en la decisión de la juez de control”.

Incluso, el escrito destaca que el imputado se encuentra internado en la cama 226 del centro médico Vital, ubicado en la avenida Miguel Alemán, de esta capital. Concluye señalando que “no tiene nada que manifestar” con relación al desahogo de la diligencia.

De igual forma, Claribel Guevara Pérez, defensora de Roberto Esquivel Hernández, presentó un documento similar, donde su cliente manifestó su intención de no interferir en las acciones de la justicia y no retrasar la celebración de la audiencia.

Las manifestaciones fueron refutadas por la Fiscalía General del Estado (FGE), que en voz del fiscal Rufo Seechi Ordoñez, especializado en delitos cometidos por servidores públicos, evocó el artículo 56 del Código Nacional del Procedimientos Penales, en el que se indica que no es posible llevar a cabo la audiencia sin alguna de las partes.

Publicidad