Los gobernadores de Michoacán, Tabasco, Nayarit, Veracruz y Quintana Roo, Durango, coincidieron en expresar su respaldo a las Fuerzas Armadas, y se manifestaron a favor de que el Ejército y la Marina Armada no salgan de las calles, porque brindan un auxilio indispensable para mantener la seguridad en las entidades de la República.

Al acudir a la reunión plenaria de los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), los mandatarios de dichos estados pidieron a los congresistas analizar con cuidado la propuesta de Ley de Seguridad Interior que se discute en la Cámara de Diputados.

Es preciso regular las tareas de seguridad pública que el Ejecutivo Federal ha asignado a las Fuerzas Armadas, sin que sus elementos regresen a sus cuarteles, remarcaron.

“En el caso nuestro, la presencia del Ejército y la Marina es indispensable y que en nuestra experiencia con el Ejército y la Marina es positiva, de instituciones que apoyan las tareas de seguridad. Y la gente no está de acuerdo en que salgan de la calle el Ejército y la Marina, por el contrario, piden que estén presentes cada día más en las tareas de seguridad porque es insuficiente lo que podemos ofrecer la Federación y los estados con policías civiles”, subrayó Yunes Linares.

El gobernador tabasqueño, Arturo Núñez, enfatizó que sin reservas, los mandatarios estatales deben reconocer que necesitan del apoyo de los militares para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Incluso, admitió que en los procesos penales y la aplicación del nuevo sistema de justicia, las autoridades se están viendo en la necesidad de “hacer trampa”, porque la norma establece que es el policía el que debe dar parte de la comisión de los delitos, pero quienes se están encargando de esas tareas y quienes son los primeros en dar cuenta de los actos delictivos, son militares y marinos.

“Con todo lo indeseable que pudiera ser haberle dado funciones policiacas sin tener una base jurídica para ello, a esto se adiciona el hecho de que en el Nuevo Código de Procedimientos Penales y en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, se establece que el primer respondiente siempre tiene que ser un policía, cuando en realidad con mucha frecuencia porque están patrullando permanentemente, el primer respondiente es un militar y un marino y tenemos que andar fingiendo buscando corriendo, a un policía que se haga cargo para hacer la presentación del informe policial homologado”, dijo.

Por su parte, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Mancera, anunció ante los legisladores del Sol Azteca, que a nombre de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), presentará una propuesta de reformas al sistema penal acusatorio, en especial al Código de Procedimientos Penales, a fin de cerrar la llamada “puerta giratoria”, es decir, la liberación bajo caución de personas que cometen delitos con armas de fuego.

Durante la reunión plenaria de los diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mancera Espinosa refrendó el llamado a los diputados a aprobar las normas que sancionan el uso de esos instrumentos.

A diario y con la aplicación del nuevo sistema de justicia penal, advirtió, sujetos que cometen delitos con armas de fuego son liberados y la autoridad se ve obligada a volverlos a capturar, cuando ya cometieron otro ilícito más grave.

“A la ley que sanciona la portación ilegal de armas de fuego, es importantísimo para los gobernadores que estamos aquí, para todos me atrevo a decir, contar con este instrumento jurídico”, expuso.

“Todos los días tenemos casos de personas que son presentadas con un arma de fuego y que obtienen de manera prácticamente inmediata su libertad caucional, todos los días y después los tenemos que detener porque ya han cometido un delito mayor, más grave”, advirtió el gobernante capitalino.

 

Publicidad