El fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortíz acusó al Congreso del Estado de ser defensor de personajes como Luis Ángel Bravo y Gilberto Aguirre, señalados de desaparición forzada de personas, en caso de que este viernes sí se logre la votación para continuar el juicio político.

“Eso es parte de los argumentos que se hicieron desde el inicio; insisto, el poder legislativo no puede representar intereses presuntamente criminales, el Poder Legislativo no puede sustituir instancias de otros poderes como en este caso el poder judicial del estado y el poder judicial federal”, acotó.

Tras decretarse un receso previo a la votación del primer dictamen y donde aparentemente no le daban los votos a Morena para su destitución, el fiscal llamó a la congruencia y legalidad.

“Nada de lo que aquí se resuelva pudiera anular o desvirtuar lo que ya se resolvió en instancias judiciales. Eso es materia de análisis jurisdiccional y aquí no lo pueden analizar porque sería una invasión a la competencia, eso se les explicó”, sostuvo.

El fiscal aseveró que confía en la dignidad y honorabilidad de los legisladores y que son personas sensatas que no pueden avalar una infamia.

Publicidad