Recuerda cuando la gasolina estaba a 13 pesitos el litro y eso que no fue hace mucho. Si llenar el tanque de nuestro automóvil resulta todo un gancho al hígado, en el 2019 no habrá mucha diferencia, pues aunque el costo de la gasolina se mantendrá en el mismo precio, el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) se incrementará un 4.79% a partir del 1º de enero del 2019, según se estipula en el Diario Oficial de la Federación.

Como cada año desde el 2016, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, actualiza las cuotas de combustibles automotrices y fósiles entre las que derivan la gasolina Magna, Premium y Diesel, pero como si fuera poco, la dependencia también informó que se eliminarán los subsidios, siendo los consumidores finales, los que tendrán que absorber el costo total del IEPS.

Aunque esto último, será dependiendo del criterio de cada gasolinera, de tal manera que en el peor de los casos, a partir del siguiente año, se le podrían agregar 22 centavos al costo del  litro de gasolina magna y 18 centavos más para la gasolina Premium cuyo incremento del IEPS será del 4.63% y el IEPS en el Diesel será de 5.28 pesos.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda, aclaró que los estímulos subsidiarios para la frontera norte seguirán promoviéndose hasta igualar los precios de Estados Unidos. “Se modificará el esquema del estímulos semanales al IEPS sobre gasolinas y Diésel, de tal manera  que estos amortigüen los movimientos en las referencias internacionales y en el tipo de cambio y en los precios al público no tengan aumentos en términos reales”.

Una de las promesas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue que no habría más gasolinazos, asegurando que rescataría al sector de “una crisis severa”, e incluso criticó abiertamente la Reforma Energética.

Pero, ya como presidente manifestó que la disminución de los costos de combustibles sería hasta dentro de tres años, después de la construcción de la Refinería Dos Bocas y la remodelación de las existentes.

Mientras tanto, lo que podemos hacer es seguir monitoreando los costos de la gasolina y denunciar ante la PROFECO cualquier irregularidad.

Publicidad