Ignorando el alto número de denuncias en redes sociales, llamados a la razón, y persistente inconformidad planteada por los diversos sindicatos de burócratas, los funcionarios morenistas que están llegando a las dependencias de gobierno estatal continúan manifestando su repudio a los viejos trabajadores a quienes califican como panistas, priistas o gente corrupta.

Los nuevos jefes o encargados de las áreas de recursos humanos mantienen el rumor de que llevarán a cabo o continuarán disminuyendo las remuneraciones o compensaciones en las quincenas venideras.

El pasado día quince de enero, los depósitos bancarios se hicieron en algunos casos hasta las ocho de la noche. Los desesperados burócratas, que en muchos casos llevan más de 10 años de servicio, sentían que los habían desactivado de la nómina, sin siquiera haberles avisado.

En diversas instancias como SEFIPLAN, CONTRALORÍA, SEV, SIOP, COBAEV o SEDESOL, los trabajadores informan a sus conocidos y amigos el grado de psicosis que existe entre el personal en todas las dependencias.

He aquí, algunos comentarios de empleados al servicio del Estado: “Esta quincena estuve yendo varias veces a revisar mi tarjeta; hasta las ocho de la noche vi reflejado mi depósito. Mi esposa descansó, porque pensaba que ya me habían corrido”. “Creo que nos ayudan mucho las notas que publican los medios. Según sé, la que está muy dura es la tesorera, obviamente por instrucción del Guerrero, dijeran ustedes. Es quien está duro y dale que nos quiten las compensaciones”. “Tienen razón en todo lo que escriben. Nos bajarán el sueldo no nada más a los que ganan mucho, sino también a los que ganan poco, ¿Cuál cambio? Los que votamos por Morena, queríamos un cambio justo, yo me incluyo, porque voté por ellos, y es como si hubiera votado a ganar menos” 

Ojalá que el gobernador Cuitláhuac García recuerde su faceta humana, tan apreciada en quienes lo conocen. 

Publicidad