De acuerdo con el estudio “Acciones e intervenciones para la pérdida de peso”, publicado por la multinacional de investigación de mercados Ipsos, un grupo de científicos exploraron los hábitos alimenticios y de ejercicio en 30 diferentes países durante la pandemia de coronavirus.

Según sus hallazgos, los mexicanos son los que más han ganado peso durante la pandemia, pues en promedio subieron 8.5 kilos. Sigue Arabia Saudita con ocho kilos; Argentina con 7.9 kilos y Perú con 7.7 kilos. El promedio mundial es de 6.1 kilogramos extra en la contingencia.

Sin embargo, este año la Secretaría de Salud de Veracruz suspendió la contratación de personal y su programa de combate a la obesidad, argumentando que la pandemia imposibilita organizar reuniones de activación física.

Te puede interesar: Trabajadores del IMSS exigen pago de ahorro pro cesantía y vejez

A través de su área de transparencia, la dependencia estatal confirmó que suspendió la contratación de activadores físicos del Programa de Enfermedades Cardiometabólicas, así como el programa en sí.

Por una parte, señaló que dicho personal está contratado por honorarios, sujeto a las disposiciones que determina la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través de la Unidad de Política y Control Presupuestario.

Por ello, agrega el documento de contestación, no se genera antigüedad ni se tiene la obligación de recontratar al personal una vez terminada la prestación del servicio.

Además, el mismo gobierno federal considera esto un apoyo y no un financiamiento completo a ese programa, que incluyen entre otras cosas, activaciones físicas y trabajo nutricional.

Sin embargo, pese a reconocer que la población a la que van dirigidas dichas actividades es aquella “que vive con patologías como diabetes, obesidad, hipertensión, dislipidemias y/o síndrome metabólico, así como adultos mayores”, la Secretaría de Salud usó ese mismo argumento para justificar la extinción del programa.

“…considerando el alto riesgo de nuestra población objetivo para desarrollar un cuadro grave de COVID 19 si resultaran infectados por el SARS COV 2; (…) se decidió la cancelación de las reuniones presenciales para evitar aglomeraciones que favorecieran un mecanismo de contagio. Siendo esta la misma razón por que en 2021 no existe meta para grupos de Ayuda Mutua de Enfermedades Crónicas”, dice el documento.

La Secretaría agrega que, incluso haciendo sesiones de manera virtual, el programa no serviría de nada, pues algunos pacientes que tienen acceso a un dispositivo móvil “sería en un porcentaje que no justifica el cumplimiento de las metas, actividades y sueldos que serían pagados”, agregando que mantenerlo, podría traer observaciones de parte de la Auditoría Superior de la Federación.

De acuerdo con especialistas de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM), en septiembre de 2020 fueron alarmantes los incrementos en obesidad y sobrepeso en el país.

Al respecto, indicaron que Veracruz, Quintana Roo, Colima, Sonora y Tabasco son las cinco entidades con porcentajes más altos de obesidad en población joven.

Publicidad