Un meteoro surcó el pasado domingo los cielos de Canadá y del estado de Vermont, en el noreste de EE.UU., creando un espectáculo de luces y un fuerte estallido.

Según la NASA Meteor Watch, la roca espacial apareció sobre la parte norte de Vermont como una brillante bola de fuego a las 17:38 (hora del Este), justo antes de la puesta de sol, y se estrelló contra la atmósfera de la Tierra a una velocidad de 19 kilómetros por segundo.

Su explosivo paso liberó una energía equivalente a 200 kilogramos de TNT, lo que sugiere que el objeto probablemente pesaba unos 4,5 kilogramos y tenía unos 15 centímetros de diámetro.

“La roca espacial se fragmentó fuertemente, produciendo una onda de presión que sacudió los edificios y generó un sonido que escucharon quienes estaban cerca de su trayectoria”, afirmó la agencia espacial estadounidense. Y agregó que “una onda de presión de ese tipo también puede acoplarse al suelo, provocando pequeños ‘temblores’ que pueden ser captados por los instrumentos sísmicos de la zona”.

Te puede interesar: SpaceX planea conectar su red de Internet satelital Starlink con diferentes tipos de transporte en movimiento

La NASA detalló que el fenómeno fue resultado de la fractura del meteorito debido a la presión atmosférica. Cuando ese cuerpo, del tamaño de una bola de ‘bowling’ y desprendido de un asteroide mayor, se movió a casi 55 veces la velocidad del sonido a través de la atmósfera, la presión se acumuló frente a él y se formó un vacío detrás. Finalmente, la tensión de ese diferencial hizo que la roca explotara.

Publicidad