La Universidad Veracruzana será invitada a supervisar el proceso de reestructuración de la deuda pública, e incluso para que emita su opinión técnica y legal, informó el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco.

Explicó que el objetivo es que verifique y supervise cada etapa de la renegociación de la deuda, para garantizar la transparencia del proceso y se pueda emitir una opinión a la sociedad por parte de un organismo autónomo como lo es la UV.

Señaló que si en los próximos días, los diputados locales aprueban la reestructuración, entonces estimó que será en noviembre cuando se pueda concluir.

Parte de los ahorros que se prevén en este proceso, es que los despachos que se contraten, no sean tan elevadas sus comisiones, pues explicó que de acuerdo a la Ley de Disciplina Financiera deben contratar una empresa externa.

Los costos de estos despachos oscilan desde el 0.1 por ciento hasta el 2 por ciento del monto total a reestructurar. En este sentido detalló que durante el yunismo se contrataron varios despachos, incluyendo uno extranjero, y a todos se les pagó el tope máximo, es decir del 2 por ciento, por lo cual se pagaron más de mil millones de pesos.

Ahora, la idea es no pagar más del 0.5 por ciento a despachos con experiencias y que sean mexicanos.

Publicidad