El juez de control, Marco Antonio Fuerte Tapia, vinculó a proceso a Javier Nava Soria, uno de los operadores de Javier Duarte de Ochoa, por su probable participación en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El juzgador consideró que el Ministerio Público de la Federación aportó los datos de prueba suficientes para lograr la vinculación a proceso y fijó un plazo de seis meses para concluir la investigación.

Asimismo, confirmó la prisión preventiva oficiosa y justificada, por lo que Nava Soria deberá seguir su proceso en el Reclusorio Norte.

Durante la audiencia, que se prolongó por espacio de tres horas, el abogado de Nava Soria no presentó datos de prueba. Por su parte la PGR adelantó que solicitará asistencia jurídica a Estados Unidos para verificar diferentes cuentas de correos electrónicos y un perfil de Facebook, además de recabar datos y testimonio de las hermanas Elia y Nadia Alzate Peralta sentenciadas por participar en la presunta red de lavado de dinero en la administración del ex gobernador de Veracruz.

El Ministerio Público Federal acusa a Javier Nava del supuesto desvío de 223 millones 300 mil pesos, a través de la empresa fachada Brades, de la que fue comisario y representante legal, recursos provenientes de la Secretaría de Educación de Veracruz, durante la administración de Duarte de Ochoa.

Javier Nava fue deportado el pasado 20 de febrero a México por el gobierno de España en virtud de que permaneció de forma irregular en territorio español y de que contaba con una notificación roja de Interpol vigente.

El 19 de febrero de 2018, fue detenido en Madrid por elementos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y puesto a disposición de la Brigada Provincial de esa Comisaría, a fin de formalizar su expulsión a México.

Publicidad