El gobierno estatal y el de Xalapa, así como las principales instituciones de la vida pública y social de la capital del estado, debieran unirse con el fin de evitar que en la reserva ecológica conocida como Santuario Las Garzas, ocurra o se descubra lo que sería el décimo asesinato de una mujer en ese abandonado sitio.

Las altas esferas del poder, tienen que reconocer que el poniente de la ciudad también merece el desarrollo y el progreso que en los años recientes ha beneficiado a la zona suroriente de Xalapa, donde todo es miel sobre hojuelas en el tema de las inversiones inmobiliarias, del desarrollo urbano, del comercio, de la cultura y de la seguridad pública.

Es el momento en que las autoridades deben coordinarse para atacar con políticas públicas uno de los más graves problemas sociales y de inseguridad que afronta Xalapa.

Anuncios

El parque de Las Garzas, ubicado en el exejido Molino de San Roque, en los últimos años ha sido testigo de crueles asesinatos de jóvenes mujeres, a manos de criminales que hasta ahora nadie ha podido encontrar. Xalapeños de esa parte de la ciudad, aseguran que en ese lúgubre sitio han aparecido en diferentes años los cadáveres de nueve mujeres estudiantes o empleadas, provenientes de asentamientos humanos aledaños o de lejanas colonias populares.

Motivada por esas razones, una estudiante de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Veracruzana ha coordinado y desarrollado un interesante proyecto de rescate de esa Reserva, bajo un novedoso enfoque de género que, de concretarse, se convertiría en un ejemplo a nivel estatal. El plan denominado Espacios Públicos Amables para las Mujeres: Proyecto Parque Illis,presentado la semana anterior, contempla diversas acciones sobre una superficie de 11 hectáreas, con un costo cercano a los 40 millones de pesos.

El proyecto beneficia a colonias de la periferia poniente, como son El Moral, Plan de Ayala, Fovissste y Veracruz, que son algunas de las más peligrosas para las mujeres xalapeñas. La académica Harmida Rubio Gutiérrez y la estudiante Bertha Zamudio Álvarez, explicaron los alcances de este trabajo con perspectiva de género, que la alumna desarrollo como tesis de licenciatura. Comprende la construcción de un Memorial Illis (dedicado a las mujeres), un centro social popular, parque botánico, vitapista, ciclopista, pista de skate, canchas para futbol, áreas comerciales, y casetas de vigilancia permanente. Incluye también la construcción de balcones, renovación y mejoramiento de escaleras y muro de contención del arroyo Papas.

El alcalde Hipólito Rodríguez quien apoya este proyecto, seguramente solicitará el respaldo del gobierno del estado y de otras instancias como el Gobierno Federal y PEMEX.

Bueno sería que la rectora de la Universidad Veracruzana se interesara por el desarrollo humano de las mujeres xalapeñas y se sumara a este gran proyecto de integración social, poniendo sus habilidades al servicio de la comunidad, como lo ha exigido en distintas ocasiones este portal de noticias.

Sara Ladrón de Guevara y su esposo Guillermo Heitler Aroeste, forman un exitoso binomio en temas de comunicación social, estrategia política y electoral, operación financiera e inversiones inmobiliarias.

Sara Ladrón de Guevara y su esposo Guillermo Heitler Aroeste

Con sus amplias posibilidades y relaciones de alto nivel, incluso podrían gestionar la participación de la Fundación Carlos Slim en este macroproyecto de regeneración urbana y cuidado del medio ambiente en el Santuario de Las Garzas.

Los vecinos de Sara y Guillermo en la zona de Corregidora y Murillo Vidal, creen que esa vinculación de la emprendedora pareja con el magnate no sería difícil, ya que la propiedad recién adquirida por ellos, es colindante con un gran desarrollo comercial y bancario en la avenida Murillo Vidal, adjudicado por la población al poderoso grupo Carso, que dirige Slim.

Publicidad