Expertos de 144 paises y la Unión Europea se reunirán del 12 al 15 de este mes en el marco de la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de las expresiones culturales, a fin de examinar las maneras de aplicar los principios de la Convención en el entorno digital.

En la reunión bienal se espera que los participantes aprueben orientaciones prácticas y operativas para adaptar la aplicación de dicha convención al entorno digital, a fin de ayudar a los países a que sus artistas y productores culturales se beneficien del potencial de las tecnologías de la información en todas sus etapas (creación, producción y distribución).

También abordarán aspectos como la justa remuneración de los artistas y creadores de contenidos en el entorno digital, que permite garantizar al público una oferta de contenidos culturalmente inclusiva, que no discrimine los bienes culturales en función de su origen, idioma u entorno social.

Ello, tomando en consideración el respeto de los derechos humanos en el entorno digital, en particular la libertad de expresión, la libertad artística y la igualdad de género.

Según el Informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), “Repensar las políticas culturales”, la revolución digital ha modificado profundamente la manera de producir, distribuir y acceder a los bienes y servicios culturales, con la expansión de las redes sociales y los contenidos generados por el usuario, la proliferación de aparatos multimedia y la emergencia de poderosas empresas que operan en la web.

En consecuencia, son precisos nuevos modelos comerciales en el entorno digital –para fenómenos como el comercio electrónico, la difusión en directo (streaming)– así como nuevas políticas de protección de los derechos de autor.

Este año, la UNESCO acogerá por primera vez un Foro de organizaciones de la sociedad civil, el 12 de junio.

En él, el Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, Jean-Michel Jarre, quien también preside la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), hablará de la justa remuneración de los artistas en el entorno digital.

Por su parte, la cineasta noruega Deeyah Khan, Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la libertad artística y la creatividad intervendrá también en el Foro.

En paralelo, el 13 de junio, se estrenará en Europa la película “Reseba – The Dark Wind”, ganadora del Premio de la diversidad cultural, apoyado por la UNESCO en la undécima edición de los Premios Asia Pacific Screen Awards.

El 15 de junio se celebrará un panel de discusión sobre el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural en el que beneficiarios de Burkina Faso, Haití y Marruecos mostrarán cómo las subvenciones del fondo permiten apoyar las industrias culturales de países en desarrollo.

Publicidad