Recientemente, la exhibición de animales marinos en cautiverio ha caído en desgracia; la captura, transporte y cría de animales marinos se ha vuelto más restringida y la demanda de la audiencia por este tipo de entretenimiento se convirtió en una constante. Esto produjo que la industria de acuarios y parques acuáticos fuera un negocio viable, pero ahora es más desafiante que nunca.

Por esa razón, Edge Innovations, una compañía especializada en diseño, desarrollo y producción de tecnología submarina, comenzó a darle un mayor impulso a un proyecto denominado Animatronics in real time, donde construye de animales robotizados combinando el comportamiento programado e inteligencia artificial (IA) a fin de crear una experiencia única para las personas.

Te puede interesar: Conoce a Erica, la primer robot en protagonizar una película

De esa manera, la compañía fundada por Walt Conti en 1991 también quiere presentar su iniciativa de animales acuáticos con el objetivo de reimaginar el potencial de entretenimiento submarino en negocios dentro de la industria, desde acuarios, parques marinos, líneas de cruceros, parques temáticos, hoteles, hasta en un futuro incursionar en la educación.

Cabe señalar que los robots están desarrollados bajo un estricto estándar de calidad. La compañía de efectos especiales diseñó criaturas hiperrealistas con el potencial de ofrecer cualquier tipo de experiencia; los robots no se manejan por sí solos, pero es casi como un dron acuático, pues todos sus movimientos son controlados por un operador a fin de hacer responder a los comandos en tiempo real e interactuar con las personas.

Hasta el momento, solo existe un delfín prototipo desarrollado por la compañía y fue diseñado con la talla específica de un animal real en su estructura ósea, muscular y tiene una textura casi real a la piel de los delfines. Gracias a sus características físicas, el robot pasa desapercibido por su alto nivel de realismo en movimientos y su composición. Asimismo, pesa 270 kilos, la duración de su batería es de casi 10 horas dependiendo su uso y por la resistencia de los materiales con los que está fabricado puede sobrevivir en un entorno de agua salada por 10 años.

Si bien, la empresa Edge Innovations tiene altas expectativas con su proyecto Animatronics in real time, es inminente que la industria de parques marinos atraviesa por un mal momento debido a las terribles prácticas de cautiverio y maltrato animal, pero con este delfín robótico y el futuro desarrollo de otros animales acuáticos robotizados, la iniciativa pueda emerger como una solución de éxito a fin de ayudar a reinventar el entretenimiento marino de forma sustentable.

Publicidad