A través del blog de la compañía, el gigante tecnológico Apple anunció el 3 de septiembre de 2020 que invertirá en la construcción de dos centrales generadoras de energía eólica en las costas de Dinamarca y cercanas a la ciudad de Esbjerg. Se espera que las turbinas de 200 metros produzcan aproximadamente 62 Gigawatts por hora (GWh) de energía eléctrica limpia al año, suficiente para alimentar 20 mil hogares.

Las turbinas eléctricas alimentarán el centro de datos de la compañía situado en la ciudad de Viborg, una instalación de 450 mil metros cuadrados dedicada a brindar soporte de red y almacenamiento de datos para Siri, App Store, Apple Music, iMessage y otros servicios de la compañía en Europa. Además de que su gasto energético es 100% proveniente de fuentes renovables, el edificio posee un diseño verde con sistemas de ventilación e iluminación naturales y alberga más de 600 trabajadores.

Te puede interesar: Móviles de Google y Apple notificarán a usuarios en caso de exposición a Covid-19

Esta inversión abona al compromiso anunciado por la compañía de Cupertino el 21 de agosto de 2020 de reducir al 100% sus emisiones de carbono para el año 2030. Ello implicará un esfuerzo a lo largo de toda su cadena de producción, ampliamente tercerizada a lo largo de 72 compañías en 17 países. Aunado a la implementación de materiales reciclados en la manufactura de los equipos, así como de energías limpias y renovables en las fábricas y centros corporativos, la compañía espera evitar la emisión de 14.3 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono al ambiente por año. Tim Cook, CEO de Apple, agregó a dicho comunicado que “con nuestro compromiso con la neutralidad de carbono, esperamos ser los impulsores de un cambio mucho más largo”.

Lisa Jackson, vicepresidenta de Iniciativas sociales, públicas y ambientales de Apple remarcó en el comunicado: “Esta es un área donde tenemos que liderar, por el bien de nuestro planeta y las futuras generaciones”. En línea con esto, la inversión de Apple en plantas de energía eólica, hecha en conjunto con la compañía alemana European Energy, es la segunda en Dinamarca en ser financiada completamente por la iniciativa privada, siendo el primero una de las mayores instalaciones de energía solar en el país nórdico, localizada en Thisten, Jutlandia del Norte.

Publicidad