Durante la pandemia de COVID-19, el virus no es el único problema que ha mutado, pues la desinformación también ha tenido importantes cambios a lo largo de los meses, incluso trastocando los esfuerzos alrededor de la vacuna contra la enfermedad. Eso es algo que en Google tienen presente y por ello anunciaron un fondo abierto para combatir este asunto tan relevante como el mismo SARS-CoV-2.

Se trata de un financiamiento de USD 3 millones, a partir del cual la compañía de Mountain View buscará iniciativas periodísticas que impulsen la verificación de hechos sobre el proceso de inmunización, con el objetivo de dotar a las poblaciones vulnerables a este fenómeno de información útil y confiable.

Te puede interesar: Captan por primera vez el fin de una galaxia

Alexios Mantzarlis, líder de credibilidad de noticias e información en Google, explicó a Infobae México que el combate a la desinformación representa un tema central en la atención de la emergencia sanitaria, pues son conscientes de que así como se ha propagado información falsa o engañosa en torno a la COVID-19, también sucederá alrededor de la vacuna, lo cual pondría en riesgo a la población.

“Buscamos ayudar a los verificadores de hechos porque al incrementar la capacidad del periodismo, contribuimos con la gente que intenta tomar una decisión” para su inmunización, comentó el vocero de Google, quien también destacó que a lo largo de la pandemia han visto importantes mutaciones de la infodemia, así como “una explosión en la verificación de hechos relacionados a la COVID-19″.

Asimismo, resaltó que los esfuerzos en torno a evitar la propagación de información falsa han sido de suma importancia para la tecnológica debido a las lecciones obtenidas, pues a pesar de las dinámicas y mutaciones en la reproducción de estos contenidos engañosos, han sabido cómo reaccionar y evitar que se propaguen con mayor velocidad.

“Lo interesante en esta mutación de la infodemia”, explicó Mantzarlis, “es que las noticias falsas alrededor del mundo se replican. Temas engañosos que iniciaron en India en una temporada, reemergen en otros territorios, como México, en los siguientes meses, por lo tanto, tener la capacidad de rastrearlos, nos permite reducir el tiempo que se necesita para verificar esa información”.

A lo largo de la pandemia, Google ha eliminado más de 700,000 publicaciones relacionadas con desinformación médica sobre COVID-19 y este esfuerzo lo han replicado en diversas plataformas a través de herramientas en donde la población puede ingresar para verificar que las noticias que consume son confiables.

Y es que ésta no es la única iniciativa de Google para combatir la desinformación. En abril de 2020, cuando la pandemia ya se encontraba en una etapa de contagio masiva, Google anunció un fondo similar para verificadores de hechos y así responder a las necesidades de la población a datos oficiales y que realmente aportaran a su salud.

Los efectos de estos financiamientos, además de la sección dedicada a la verificación de hechos de Google, también se ha materializado en otro tipo de asuntos como las capas de información oficial en sus buscadores, lo cual también se ha utilizado para los antígenos a partir de segmentos en los cuales se muestra cuáles son las vacunas disponibles en cada territorio.
La empresa destacó que las consecuencias de la desinformación recaen particularmente en poblaciones específicas, mismas que han sido desatendidas a causa de diversos factores, pero Mantzarlis, quien ha trabajado en la verificación de hechos desde hace más de una década, puntualizó que otras poblaciones relevantes en este tópico son los que se encuentran en los extremos de los rangos de edad.

La generaciones más pequeñas y las más grandes, detalló, son motivo de preocupación, pues en ambos lados puede haber inexperiencia respecto al uso de los recursos digitales y el acceso a información segura o confiable en torno a la pandemia y los procesos de inmunización.

Por otra parte, Google destacó que los proyectos colaborativos de carácter interdisciplinario, es decir, aquellos que involucren a periodistas trabajando con doctores, epidemiólogos o inmunólogos tendrán mayor relevancia para obtener recursos del fondo. Para aplicar por este recurso, la fecha límite es el 31 de enero y en este enlace se pueden consultar más detalles.

Publicidad