En un momento en el que está de moda que los móviles ganen en dimensiones y en pulgadas de pantalla, que a este ritmo vamos a llevar televisores de plasma pegados a la oreja, sale al mercado el teléfono más pequeño del mundo; con un tamaño algo más grande que el de una moneda y muchas prestaciones, así es y así funciona.

La empresa Zanco presenta el teléfono más pequeño del mundo, el modelo Tiny T1, como una alternativa, cómoda de llevar, en caso de perder o romper nuestro móvil al uso.

Con un tamaño de 21 x 46,7 mm y 13 gramos de peso, es más pequeño que el pulgar y más liviano que una moneda; en el siguiente vídeo se le somete a un agresivo test de durabilidad, en el que se demuestra ciertas cualidades como que es bastante resistente a sufrir daños extremos y tiene un altavoz que se oye perfectamente.

Funciona a la perfección a pesar de parecer un adorable juguete, presenta un diseño sencillo e intuitivo y es compatible con tarjetas nano SIM; opera en la red 2G y se puede utilizar para hablar y enviar mensajes de texto.

Ofrece una memoria de 32 RAM, pantalla OLED de 12.5 mm y un puerto de carga USB para recargar la batería que tiene hasta tres días de autonomía, con un uso moderado, o 180 minutos de tiempo de conversación.

Es un regalo ideal para los amantes de las tecnologías, de los gadgets, para los fans de James Bond o para todos esos aventureros que quieren estar comunicados yendo ligeros de equipaje.

Publicidad