La Consumer Technology Association (CTA) dio a conocer las características  con las que deben cumplir las pantallas para obtener la certificación “8K ULTRA HD”, pues los dispositivos que tienen el logotipo “Q-LED 8K” y que se pueden encontrar en tiendas de prestigio, no tienen en realidad dicha definición.

La CTA es la organización comercial responsable del Consumer Electronic Show (CES) el evento de tecnología más importante del mundo, que se celebra todos los años en Las Vegas, Nevada.

Dicha organización de estándares de gran prestigio en lo que a la industria de la tecnología se refiere, representa a más de 2 mil empresas de tecnología de consumo, por tal motivo, sus especificaciones son tomadas muy en serio por los fabricantes y consumidores.

Bajo todo este prestigio, detalló que los fabricantes de televisores deberán cumplir con los estándares dados a conocer hace unos días para que las pantallas cuenten con el nuevo logotipo “8K ULTRA HD”, a partir del 2020, y que indica que han pasado todas las pruebas de manera exitosa que establece la CTA.

Algunas de las características que pone como base la CTA para obtener la certificación“8K ULTRA HD” son las siguientes:

  • Resolución de pantalla: los dispositivos deben contar con 7.680 pixeles de ancho por 4.320 píxeles de alto con una relación de aspecto 16:9, y al menos 33 millones de píxeles activos y una metodología de medición específica de acuerdo con los estándares de la industria.
  • Conexiones digitales: la pantalla debe contar con una o más entradas HDMI que admitan una resolución de 7.680 por 4.320 píxeles, con una profundidad de bits de 10 bits, velocidades de cuadro de 24, 30 y 60 cuadros por segundo, funciones de transferencia HDR y colorimetría según lo especificado por ITU-R BT.2100 y HDCP v2.2, o protección de contenido equivalente.
  • Reescalado a 8K: debe poder escalar video SD, HD y 4K y mostrarlo con una resolución de pantalla de 8K UHD.
  • Profundidad de bits: la pantalla debe contar con la capacidad de recibir imágenes 8K de 10 bits y representar una imagen que muestra capacidad de respuesta a los cambios en cualquiera de los 10 bits.
  • El Comité Internacional para Metrología de Pantallas (ICDM), que se encarga de establecer los estándares de calidad para esta certificación, establece que los televisores 8K deben “cumplir con un mínimo del 50% de modulación de contraste usando un patrón de rejilla 1×1”.

Los televisores 8K de LG Electronics, cumplen con el 90% de modulación de contraste.

LG Electronics, pionero en el desarrollo de la mejor tecnología de televisores del mundo; OLED, presentó a inicios de año sus televisores OLED 8K y NanoCell 8K durante el Consumer Electronic Show 2019.

La CTA también insiste en que un televisor 8K debe contar con al menos una entrada HDMI capaz de recibir video 8K60. Es decir, se requiere al menos un puerto HDMI 2.1, mismo que está presente en los televisores 8K de LG.

Publicidad