AstraZeneca Plc dijo el domingo que había realizado una revisión de las personas vacunadas con su vacuna COVID-19 y que no encontró evidencia de un mayor riesgo de coágulos sanguíneos.

La revisión abarcó a más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y el Reino Unido.

“Una revisión cuidadosa de todos los datos de seguridad disponibles de más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y el Reino Unido con la vacuna COVID-19 AstraZeneca no ha mostrado evidencia de un mayor riesgo de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda o trombocitopenia, en ninguna edad definida, grupo, género, lote o en cualquier país en particular”, afirmó el comunicado.

Te puede interesar: Indep recauda casi 90 mdp tras venta de aeronaves federales

Las autoridades de Dinamarca, Noruega e Islandia suspendieron el uso de la vacuna por problemas de coagulación, mientras que Austria dejó de usar un lote de inyecciones de AstraZeneca la semana pasada mientras investigaba una muerte por trastornos de la coagulación.

Irlanda suspendió temporalmente el domingo la vacuna COVID-19 de AstraZeneca “por precaución”.
Pruebas adicionales

El fabricante de medicamentos dijo que la compañía y las autoridades sanitarias europeas han realizado y están realizando pruebas adicionales y que ninguna de las nuevas pruebas ha demostrado ser motivo de preocupación.

Tampoco hay problemas confirmados relacionados con la calidad de ninguno de sus lotes de vacuna COVID-19 utilizados en Europa y el resto del mundo, afirmó la compañía.

Publicidad