En China existen alrededor de mil millones de telefónos celulares usados, pero solo dos por ciento, unos 20 millones, son reciclados, lo que representa una potencial amenaza al medio ambiente.

Las cifras indican que 90 por ciento de los usuarios de celulares reemplaza sus equipos viejos con nuevos, y los primeros se quedan sin uso.

En 2016, en China era posible adquirir mil 446 nuevos tipos de celulares, y las ventas sumaron 560 millones de equipos, de acuerdo con datos de la Shenzhen Mobile Communications Association.

Para el reciclamiento, se trata de un desperdicio, señala Zhang Xiaozhen, fundador de la empresa refone.com.cn, una plataforma digital de reciclamiento.

De cada tonelada de esta clase de equipos se pueden extraer 150 gramos de oro, además de plata y paladio, metales que si no son manejados de forma adecuada, se vuelven contaminantes, añade a China News Service (CNS).

Para muchos usuarios de celulares, en particular de teléfonos inteligentes (smartphones), el hecho de que haya mucha información personal en los equipos, limita su venta a otros usuarios o para reciclamiento.

En todo caso, una avalancha de reciclamiento de equipos telefónicos portátiles sería inmanejable, ya que el número de empresas chinas que se dedican a esta actividad es bajo, advierte Tian Mu, de la empresa aihuishou.com.

Explica que este tipo de reciclamiento requiere fuertes inversiones y conocimiento profesional, además de que el gobierno no la apoya, de ahí que no haya muchas empresas dedicadas a esta tarea. Xiong Zhou, uno de los socios de huishoubao.com, una de las empresas chinas más grandes en reciclamiento de equipos digitales, adelanta que la situación podría pronto comenzar a cambiar.

Indica que el nuevo catálogo gubernamentral de tratamiento de desperdicios ya incluirá a los teléfonos celulares, lo que significa que podría haber fondos oficiales que promoverían esta industria. La situación en China no parece ser muy diferente a la que se vive en otros países, por ejemplo Reino Unido, donde cada propietario de un celular activo tiene en promedio 1.28 celulares viejos guardados.

Esa cifra sigificaba para 2015 que 76.8 millones de celulares estaban arrumbabos en los rincones de las casas británicas, con un valor de nueve mil 400 millones de libras (12 mil 208 millones de dólares).

En Reino Unido se calcula que 30 por ciento de las personas ignoran de qué manera reciclar sus equipos electrónicos, señala el sitio especializado comparemymobile.com.

Otras cifras revelan que 93 por ciento de la población británica es dueña de un celular, equipos con una vida útil de siete años, pero que la mayoría de los usuarios solo ocupa unos 18 meses.

Y además, muchas personas que contratan un plan de datos no lo usan en su totalidad, con 47 por ciento de uso y 53 por ciento de virtual desperdicio. Lo anterior significa cinco mil millones de libras, unos seis mil 494 millones de dólares, en tiempo aire en forma de voz, texto, video e internet, simplemente desperdiciado. Contratando menos tiempo aire y reciclando los equipos, la gente podría ahorrar “mega dinero” cada vez, indica este sitio británico especializado.

Publicidad