Un grupo de científicos ha emitido un pronóstico más preciso de cómo serán las consecuencias del cambio climático, al aumentar las emisiones de dióxido de carbono al doble de los niveles preindustriales. El aumento en la temperatura será de entre 2.6° C y 3.9° C, aseguran. Este factor, conocido como sensibilidad climática, y la valoración del estudio a cargo del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas (PMIC), lo utilizará el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (PICC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su próximo informe, en 2021 o 2022.

Con anterioridad, científicos pronosticaban un aumento de entre 1.5° C y 4.5° C como consecuencia de esta subida en las emisiones de dióxido de carbono, lo cual implicaba un escenario bastante amplio, desde unos cuantos problemas hasta una catástrofe total. Con este nuevo panorama, se descartan los escenarios con consecuencias leves, utilizados a menudo por aquellos que se oponen a los recortes a las emisiones de este gas de efecto invernadero.

Te puede interesar: El origen de las placas tectónicas de la Tierra

Las afirmaciones de este estudio se sustentan en tres elementos: la tendencia del calentamiento actual, la más reciente comprensión de los efectos de retroalimentación que pueden ralentizar o acelerar el cambio climático y la información disponible de climas antiguos. En el caso particular de los efectos de retroalimentación, se sabe ahora, las nubes no ayudarán a reducir el calentamiento global como se esperaba, aumentando la probabilidad de una respuesta más abrupta del planeta al subir los niveles de dióxido de carbono.

Se espera, este escenario más preciso, permita mejores proyecciones del aumento en el nivel del mar y del impacto económico con el fin de proveer un panorama más claro de las consecuencias del calentamiento global, para incentivar a más gobiernos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a las necesidades del cambio climático. Aunque esta nueva estimación del aumento en la temperatura pronostique un peor “mejor escenario”, también elimina la posibilidad de una catástrofe de las dimensiones que previamente se esperaban.

Muchos estudios coinciden, el planeta cruzará el umbral del doble del nivel de emisiones de dióxido de carbono de la era preindustrial hacia 2060. Al día de hoy, el planeta se encuentra a medio camino de esta marca de 560 partes por millón y, además, la ONU anunció recientemente, será imposible alcanzar, debido a la pandemia de Covid-19, muchos de los objetivos para el desarrollo sostenible –que incluyen acciones contra el cambio climático–, planteados en 2015 para cumplirse en 2030.

Los científicos esperan, esta nueva proyección de la sensibilidad climática, dé un panorama más preciso de las consecuencias del cambio climático, que permita a los gobiernos no sólo prepararse para los retos del calentamiento global, sino también tomar acciones efectivas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Publicidad