Un consorcio internacional de centros científicos, coordinado por el Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona, está desarrollando un método para “resucitar” ojos humanos de muertos y mantenerlos vivos durante un mes para poder investigar en ellos nuevos tratamientos para la degeneración ocular.

Coordinado por Pia Cosma, investigadora del CRG, el consorcio ideó un dispositivo que resucitará los ojos de donantes muertos creando sangre artificial para proporcionar oxígeno y nutrientes a las células, reactivar la actividad de las células nerviosas y restaurar la función total del ojo.

También desarrollarán el humor vítreo artificial que mantendrá la presión ocular del ojo.

Te puede interesar: Verídico: nos desahogamos durante la pandemia con el robot más cercano

Según ha explicado Cosma, la tecnología actual solo permite que los ojos puedan mantenerse a 4ºC durante un período de 48 horas, antes de su degradación irreversible, lo que limita su uso para experimentos, sobre todo para probar la efectividad de nuevos medicamentos y tratamientos.

Aunque existen avances en organoides humanos (tejidos que crecen en una placa de Petri) que imitan la función del ojo, no logran encapsular la complejidad fisiológica del órgano, como sus sistemas inmunológico, vascular y metabólico.

Por eso, al revivir los ojos, los científicos quieren evitar estas limitaciones y mantenerlos sanos durante al menos un mes, lo que ayudará a evaluar la eficacia, eficiencia y seguridad de las nuevas terapias regenerativas y las pruebas con fármacos.

Los científicos también destacan que usar ojos resucitados también puede eludir varias restricciones éticas de las pruebas preclínicas con animales, así como la experimentación humana.

Publicidad