Dada la proximidad de las reuniones familiares para celebrar las festividades, es importante que los pacientes con compromiso inmunitario tomen medidas adicionales para protegerse contra la COVID-19. Las personas que tienen debilitado el sistema inmunitario corren más riesgo de enfermar gravemente con la COVID-19 y entre ellas están quienes padecen cáncer, aquellos que tuvieron un trasplante y toman medicamentos inmunosupresores y los pacientes con VIH o SIDA avanzado o no tratado. El Dr. Raymund Razonable, especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic de Rochester (Minnesota) comparte con nosotros cinco medidas que estos pacientes pueden tomar para reducir el riesgo de contraer COVID-19:

Te puede interesar: Subsecretaría de Salud de México considera el cierre de fronteras y la restricción de viajes como “medidas poco útiles” contra la cepa Ómicron

1.- Vacunarse
«La medida más importante que los pacientes con compromiso inmunitario pueden tomar para protegerse contra la COVID-19 es vacunarse. Es también sumamente importante que los pacientes que recibieron la vacuna de ARN mensajero reciban la tercera dosis para mejorar la respuesta inmunitaria contra el virus», comenta el Dr. Razonable, quien trabaja con pacientes de trasplante.

Anuncios

Los estudios muestran que la vacunación disminuye el riesgo de enfermar gravemente, las hospitalizaciones y las muertes a consecuencia de la COVID-19.

  1. Pedir a familiares y amigos que se vacunen
    Es de especial importancia que quienes tienen comprometido su sistema inmunitario pidan a sus familiares, amigos y otras personas de su círculo que se vacunen contra la COVID-19. Las personas vacunadas tienen menos probabilidad de transmitir la COVID-19 que la gente no vacunada.
  2. Recordar la mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento físico
    No hay que subestimar las ventajas de seguir las medidas básicas de salud pública. Los expertos recomiendan que los pacientes con compromiso inmunitario usen mascarilla en lugares públicos, así como cuando vean a otros que no viven en su misma casa. Mantenerse a una distancia de, por lo menos, 2 metros (6 pies) de los demás también permite limitar la probabilidad de enfermar. Lavarse las manos con frecuencia es otra manera de garantizar la protección.
  3. Mantenerse al tanto de los casos de COVID-19 en la comunidad local
    Para las personas que tienen debilitado el sistema inmunitario, saber la tendencia de la comunidad en cuanto a casos de COVID-19 puede ayudarles a decidir cuáles son los riesgos pertinentes a las distintas actividades. Muchos sitios web tienen mapas actualizados que muestran la cantidad de casos de COVID-19.
  4. No esperar para llamar al médico ante una exposición a la COVID-19
    Los pacientes con compromiso inmunitario que se exponen a la COVID-19 deben llamar a sus médicos de inmediato para informarles al respecto. Como medida preventiva para reducir el riesgo de enfermar gravemente con la COVID-19, es posible que se considere que el paciente requiere tratamiento con anticuerpos monoclonales y la primera dosis debe administrarse dentro de los primeros cinco días de exposición a la COVID-19.
Publicidad