Durante años los expertos en tecnología especializados el sector salud han tratado de innovar la industria, innovación difícil y comúnmente a largo plazo; sin embargo, la pandemia de Covid-19 se convirtió en un catalizador para el cambio y a causa de ella se rediseñó la atención médica, dando paso a una rápida transformación digital.

Te puede interesar: Ensayos clínicos confirman la seguridad de una vacuna rusa contra el covid-19

La pandemia de coronavirus hizo urgente ofrecer una mayor eficiencia y capacidad de diagnóstico rápido con el objetivo de aislar u hospitalizar a los casos positivos así como descartar rápidamente a los no contagiados de los centros médicos. Por ello se dieron innovaciones importantes en algunas herramientas como las siguientes:

Ultrasonidos portátiles. La ventaja de tomar imágenes de los pacientes permite realizar a los médicos el diagnóstico y supervisión del virus sin necesidad de trasladarlos al hospital, reduciendo el riesgo de propagación del SARS-CoV-2. Las imágenes pueden transferirse automáticamente a bases de datos en hospitales y hacer un seguimiento de los pacientes.

Esta herramienta fue adaptada inicialmente en China e Italia, pero en respuesta a la necesidad global, la compañía Philips desarrolló los ultrasonidos portátiles Lumify específicamente para responder ante complicaciones pulmonares y cardíacas relacionadas con coronavirus.

Resonancias magnéticas. La pandemia ocasionó que se adaptaran y agilizaran los protocolos en resonancia magnética con el objetivo de asistir al personal de radiología en la rápida ejecución de tomografías. Debido a esto, compañías como Synaptive y Phillips desarrollaron nuevos escáneres a los cuales incorporaron una técnica de aceleración que acorta los exámenes de RM hasta un 50%, con el fin de escanear a más pacientes y aliviar la carga del personal médico.

Estaciones de trabajo PACS (Picture Archiving and Communication System). Muchos radiólogos, cardiólogos y oncólogos se vieron obligados a trabajar desde casa, esto creó una necesidad sin precedentes de contar con estaciones de trabajo PACS en el hogar para leer imágenes de forma remota, impulsando la venta y desarrollo de estas unidades. Expertos indicaron se redujeron sus niveles de estrés por la menor carga de trabajo y afirmaron consideran seguir usándola después de la pandemia, por lo que están en desarrollo nuevos modelos.

Inteligencia artificial (IA). La IA fue indispensable al ayudar a radiólogos y médicos para acelerar los procesos. Esta tecnología aceleró la planificación,exploración y el procesamiento de exámenes, además fue esencial para evitar la acumulación de procedimientos electivos reduciendo los tiempos de espera.

La compañía Shukun Technology en China innovó la IA y creó un algoritmo que analiza rápidamente las regiones afectadas de los pulmones mediante tomografías de tórax. La herramiente es capaz de generar un informe en un lapso de 30 a 120 segundos. Hasta ahora, es usada por más de 20 hospitales en China y ha ayudado a más de 20 mil pacientes.

Sin duda alguna, la pandemia aceleró la transformación digital de la atención médica y unió a profesionales de la salud, científicos y expertos en desarrollo de tecnología para pasar de la necesidad a la invención. Los ejemplos anteriormente mencionados son sólo algunos de tantos que podrían enlistarse; todos de gran ayuda para enfrentar a la pandemia de Covid-19.

Publicidad