El estrés provoca muchos problemas en la salud y uno de ellos podría ser la enfermedad de la culebrilla, de acuerdo con el Instituto Nacional de la Salud en Estados Unidos.

Este es un virus causado por el herpes zóster, mismo que causa la varicela y que se activa cuando existe fatiga, cansancio extremo, estrés o ansiedad en el cuerpo humano.

Los principales síntomas son:

  • Enrojecimiento en la piel
  • Sarpullido
  • Dolor
  • Hormigueo
  • Ampollas que se rompen y forman costras

En la mayoría de los casos esta enfermedad puede durar de tres a cinco semanas y a las personas sólo les puede dar una vez en la vida, ya que no es contagiosa.

Algunos de los cuidados que se deben de tener son:

  • Aplicar una toalla mojada sobre las ampollas
  • Usar ropa fresca
  • No rascarse
  • Descansar mucho
  • Comer bien
  • Hacer cosas para que la mente se distraiga del dolor

Complicaciones más graves

Cuando el herpes zóster infecta el nervio del ojo puede causar problemas graves en la vista como el glaucoma, cataratas, visión doble y cicatrización de la córnea, según la Academia Americana de Oftalmología.

Por eso, especialistas recomiendan vacunarse contra este virus antes de que se manifieste en el cuerpo.

En caso de presentar algún síntoma es necesario que el paciente acuda al médico no más de 3 días después que el sarpullido empieza, ya que la enfermedad puede ser tratada desde casa.

Publicidad