La firma japonesa Donut Robotics ha desarrollado un cubrebocas inteligente capaz de traducir hasta ocho idiomas. Dicho invento, además de innovador, cumple perfectamente con las normas sanitarias exigidas por distintos organismos de salud y satisface las necesidades actuales ante la emergencia del Covid-19.

Este innovador artefacto se conforma por un cubrebocas de tamaño estándar hecho con plástico blando y cuenta con una conexión bluetooth por medio de la cual se sincroniza con un dispositivo móvil como un celular o una tablet. Con estas características, los usuarios pueden transcribir su voz automáticamente en texto, hacer llamadas y además ampliar el nivel de su voz cuando usan la mascarilla por medio de una microbocina.

Te puede interesar: Satélites buscan documentar impacto de Covid-19 en medio ambiente desde el espacio

Los cubrebocas inteligentes o “c-masks” estarán disponibles en el mercado para septiembre de 2020 y los desarrolladores esperan comercializar por lo menos las primeras cinco mil en Japón y después pasar a enviarlas a China, Estados Unidos y Europa. Asimismo esperan ventas masivas y un éxito inmediato en el mercado internacional, porque cada pieza tendrá un costo de 40 dólares.

Cabe resaltar el prototipo del producto fue hecho en un intervalo de un mes por medio de un software de traducción creado originalmente para una serie de robots que la compañía había diseñado para aeropuerto Hanaeda, ubicado en la ciudad de Tokio. Pero como la pandemia canceló prácticamente todas las actividades en los aeropuertos y debido a la importancia de ayudar al mundo ante la emergencia sanitaria, la empresa utilizó el software en otra idea viable.

Taisuke Ono, director ejecutivo de Donut Robotics, declaró cuando presentó este producto: “Trabajamos duro durante años para desarrollar un robot y hemos utilizado esa tecnología para crear un producto que responda a cómo el coronavirus ha remodelado a la sociedad”. Asimismo, fue utilizado un diseño del ingeniero Shunsuke Fujibayashi, creado hace cuatro años originalmente para un proyecto escolar que consistía en escanear el movimiento de los músculos faciales para interpretar el habla.

El desarrollo de este artefacto se logró gracias a una recaudación hecha mediante Fundinno, una plataforma japonés de crowdfunding, donde se vendieron acciones de Donut Robotics y se recaudaron por estas 28 millones de yenes, lo equivalente a aproximadamente 6 millones de pesos mexicanos, en tan sólo 37 minutos, cuando el objetivo inicial eran simplemente 7 millones de yenes, alcanzado en tres minutos.

De momento el invento está en planes de producción masiva para estar disponible en septiembre. El cubrebocas capaz de traducir hasta ocho idiomas es otro artefacto que se añade a un enorme número de innovaciones tecnológicas de empresas en todo el mundo para ayudar a mitigar el impacto del Covid-19.

Publicidad