El telescopio espacial Hubble logró capta la Nebulosa de la Gamba, más conocida entre astrónomos bajo el nombre de IC 4628, que “va a la deriva a través de las profundidades cósmicas”, según lo anunció recientemente la NASA a través de un comunicado.

Se trata de una nebulosa de emisión, ubicada en la constelación de Escorpio a unos 6,000 años luz de la Tierra, que se extiende 250 años luz por el espacio, cubriendo un área equivalente a cuatro discos lunares.

Te puede interesar: Científicos concluyen que “todos los gatos domésticos” presentan rasgos psicópatas

Anuncios

“Emite luz principalmente en longitudes de onda que el ojo humano no puede detectar, lo que la hace extremadamente débil para los espectadores terrestres. La mirada del Hubble, sin embargo, muestra aquí una pequeña sección de la nebulosa, tanto en luz visible como en luz infrarroja invisible, captando detalles deslumbrantes de la estructura de la nebulosa, incluidas áreas brillantes de gas resplandeciente”, explicaron desde la agencia espacial estadounidense.

El aparato tomó la imagen como parte de una investigación sobre las estrellas en formación (las así llamadas protoestrellas) de tamaño masivo e intermedio. Gracias a la cámara de alta sensibilidad infrarroja del telescopio, los especialistas buscaron “hidrógeno ionizado por la luz ultravioleta ionizada por las protoestrellas, chorros liberados por las estrellas y otros objetos”.

Publicidad