La NASA estudia una arquitectura sencilla para traer a la Tierra muestras de Marte, lo que podría permitir estudiar aquí rocas del planeta rojo al final de la década de 2020.

El concepto se concentraría en obtener muestras almacenadas por la próxima misión Mars 2020 para traerlas a la Tierra tan pronto como sea posible.

Esta es una arquitectura mucho más simple. Va directamente a la cuestión yugular, que es cómo aterrizar y despegar del planeta, señaló Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Administración estadounidense de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) para la ciencia.

De acuerdo con Zurbuchen, el proyecto involucraría el lanzamiento de un aterrizador de Marte después de 2026, equipado con un vehículo de recolección de muestras y un cohete; la nave descendería cerca del sitio de aterrizaje de Mars 2020 y enviaría su vehículo para recoger las muestras almacenadas por dicha misión.

Publicidad