Como un posible tratamiento auxiliar para fortalecer el sistema inmunológico para hacer frente al virus SARS-CoV-2, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizan estudios para estandarizar las condiciones óptimas que permitan mejorar la producción y calidad de proteínas que puedan emplearse para adicionarlas en alimentos, y convertirse en un elemento más de proyección ante el coronavirus.

En particular, los investigadores del Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) Tlaxcala se han concentrado en las ficocianinas, contenidas en el alga Spirulina (Arthrospira máxima y Arthrospira platensis), las cuales estimulan la producción y actividad de los linfocitos natural killer (NK), los cuales cumplen la función de defensa del organismo frente a los virus al matar las células infectadas e interrumpen su replicación.

Luis Huerta González, titular del proyecto, explicó que la cantidad de las células NK en cada persona depende de diversos factores, pero uno de los principales factores es la alimentación, por lo que buscan fortalecer la cantidad de este tipo de células con ficocianinas mejoradas en alimentos como tortillas. Dichas células también poseen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas.

Anuncios

Aunque las ficocianinas ya se comercializan en algunos sitios, muchas veces no tienen la pureza óptima y su precio es muy elevado. “En el laboratorio cultivamos el alga Spirulina bajo condiciones controladas de composición del medio, temperatura, agitación, tipo y tiempos específicos de iluminación, con el propósito de obtener la mayor cantidad de ficocianinas y de la mejor calidad”, agregó.

Ante la posibilidad que el virus mute, hay riesgo que las vacunas pierdan efectividad, por lo que es crucial la investigación de nuevos tratamientos, subrayó el investigador.

Publicidad