Las células que inician la metástasis de los tumores aprovechan las capacidades de curación de las heridas para propagarse, según el hallazgo de los científicos del Instituto Sloan Kettering de Nueva York (Estados Unidos), liderados por el oncólogo español Joan Massagué.

La metástasis es pues la curación de una herida que ha salido mal.

“Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado (el tumor) en el lugar equivocado (los órganos vitales distantes). Esto no es solo una metáfora. Es literalmente cierto en términos moleculares y fisiológicos”, explica Massagué en un artículo publicado en la revista “Nature Cancer”.

Publicidad