El doctor Nadir Arber de Israel obtuvo buenos resultados en los ensayos clínicos de fase 2 de su medicamento EXO-CD24, con el que busca curar el COVID-19 grave.

Hace 25 años el doctor Arber inició la investigación del EXO-CD24 con la esperanza de ayudar a pacientes con cáncer, pero con la aparición del COVID-19 condujo su estudio a tal enfermedad.

El objetivo de la medicina experimental es detener la tormenta citoquina -cuando el sistema inmunológico ataca a las células saludables con un exceso de células citoquinas- que se produce en los pulmones de entre 5 y 7 por ciento de pacientes de coronavirus.

Anuncios

La primera fase del ensayo clínico dio como resultado en febrero pasado que 29 de 30 pacientes salieron del hospital después de entre tres y cinco días de tratamiento.

En la segunda fase, realizada en Grecia, 93 por ciento de 90 pacientes graves fue dado de alta a los cinco días.

De acuerdo con el doctor Arber hasta el momento no hay efectos secundarios importantes. La razón es que se administra directamente a los pulmones.

El preparado se inhala una vez al día unos pocos minutos durante cinco días”, detalló el médico israelí.

El medicamento ataca al virus SARS-CoV-2 con la molécula CD24 para restaurar el sistema inmunológico.

La tercera fase del ensayo se completará en Israel con 155 pacientes. Dos terceras partes recibirán el EXO-CD24 y el resto el placebo.

Publicidad