Facebook afirmó que “no se beneficia del odio”, luego de las críticas en las últimas semanas por su decisión de permitir que su plataforma mantengan publicaciones controvertidas del presidente estadounidense, Donald Trump.

Desde el pasado 3 de junio, el equipo de publicidad del presidente Trump publicó anuncios en la red social sobre el movimiento de izquierda antifascista “Antifa”.

El 17 de junio, la campaña agregó un triángulo rojo invertido a algunas versiones del anuncio. Se trata de un símbolo que los nazis usaron para designar prisioneros políticos.

Los anuncios se publicaron también en las páginas de Facebook del presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence.

La empresa propiedad de Mark Zuckerberg señala, a través de un comunicado, que también fue cuestionada por personas y empresas que se anuncian en sus servicios sobre cómo abordan el discurso de odio.

Quiero ser claro: Facebook no se beneficia del odio. Miles de millones de personas usan Facebook e Instagram porque tienen buenas experiencias en nuestras apps. Nuestra comunidad no quiere ver contenido de odio, nuestros anunciantes no quieren verlo, y nosotros tampoco. No hay incentivo alguno para que hagamos otra cosa que no sea eliminarlo”, señala el comunicado escrito por Nick Clegg, vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicaciones.

Afirma que más de 100 mil millones de mensajes son publicados diariamente en sus servicios, y solo una pequeña fracción de estos es contenido de odio, en los cuales se tiene “tolerancia cero“.

Cuando un contenido no clasifica para ser tratado como discurso de odio, ni es considerado dentro de otras políticas destinadas a prevenir daños o la supresión del voto, nos inclinamos por la libre expresión, porque en última instancia, la mejor manera de contrarrestar el discurso ofensivo y dañino es con más conversación. Exponerlo a la luz es mejor que esconderlo en las sombras”, asegura  Facebook.

Sin embargo, la empresa reconoce que no todos los contenidos de odio que se publican en sus plataformas Facebook e Instagram son eliminados, pues es como “buscar una aguja en un pajar”.

Desafortunadamente, la tolerancia cero no significa cero casos. Con el volumen de contenido que se publica diariamente en nuestras plataformas, erradicar el odio es como buscar una aguja en un pajar. Invertimos miles de millones de dólares anuales en recursos humanos y tecnología para mantener nuestra plataforma segura. Hemos triplicado nuestro equipo de seguridad hasta llegar a las actuales 35 mil personas. Somos pioneros en la aplicación de inteligencia artificial para eliminar contenido de odio a escala”, señala el comunicado.

Destaca que pese a la dificultad para eliminar por completo los contenidos de odio, continúan progresando, e incluso un informe reciente de la Comisión Europea revela que Facebook revisó el 95.7 por ciento de los reportes de discurso de odio en menos de 24 horas, más rápido que YouTube y Twitter.

El mes pasado, informamos que removimos casi el 90 por ciento del discurso de odio que encontramos antes de que alguien lo reportara. Esto representó un aumento del 24 por ciento en nuestra eficacia en poco más de dos años. Actuamos sobre 9.6 millones de piezas de contenido en el primer trimestre del 2020, frente a los 5.7 millones del trimestre anterior. Y el 99 por ciento del contenido de ISIS y Al Qaeda que eliminamos es retirado antes de que alguien lo reporte”, indica el informe.

Facebook afirma que están mejorando, “pero no somos complacientes“, razón por la cual anunciaron recientemente nuevas políticas y productos “para asegurar que todos puedan mantenerse seguros, informados y, en última instancia, puedan usar su voz donde más importa: el voto”.

Esto incluye el despliegue de la mayor campaña de información electoral en la historia de los Estados Unidos, una iniciativa que busca registrar a cuatro millones de votantes. También, implementamos actualizaciones a las políticas diseñadas para combatir la supresión del voto y el discurso de odio. Muchos de estos cambios son el resultado directo de contribuciones de la comunidad de derechos civiles. Seguiremos trabajando con ellos y junto a otros expertos para ajustar nuestras políticas y abordar nuevos riesgos a medida que vayan surgiendo”.

La red social concluye que “es posible que nunca podamos erradicar el odio por completo en Facebook, pero estamos mejorando constantemente en la tarea de detenerlo”, afirmó.

En este link puede encontrar el comunicado íntegro de Facebook.

Publicidad