En el marco de la feria CES 2021, General Motors presentó prototipos de vehículos eléctricos así como sus planes para producir 30 modelos con esta tecnología para mediados de esta década.

En este contexto la empresa anunció un aumento de 27 mil millones de dólares de inversión en esta tecnología hasta 2025. Una cifra superior a los 20 mil millones de dólares previstos antes del inicio de la pandemia de COVID-19.

Te puede interesar: Captan por primera vez el fin de una galaxia

Así fue que presentó el próximo Cadillac Celestiq, al cual describió como un automóvil de lujo. Cabe destacar que no hay fecha de lanzamiento pero sí se mostraron algunos detalles de este nuevo sedán eléctrico.

El Celestiq contará con tracción y dirección en las cuatro ruedas, así como un atractivo techo de vidrio inteligente que le permitirá al usuario establecer el nivel de transparencia deseado, en combinación con la iluminación ambiente de la cabina.

El tablero contará además con una pantalla LED curva. Los displays funcionarán como un centro de operaciones desde donde se podrán controlar diferentes funciones. En los últimos años se desarrollaron una gran cantidad de concept cars donde las pantallas adoptan un rol protagónico en el diseño.

Celestiq, al igual que el Cadillac Lyriq y la camioneta GMC Hummer EV, fue desarrollada con la plataforma de vehículos eléctricos Ultium de GM, que impulsará una amplia gama de vehículos eléctricos a camionetas pick-up grandes, crossovers compactas e incluso vehículos de alta performance.

A 8 meses de que la tecnología fuera presentada por primera vez, GM proyecta que la segunda generación de baterías Ultium, prevista para mediados de la década, costará un 60 por ciento menos que las que se utilizan hoy en día, en tanto que proporcionará el doble de la densidad de energía esperada.

Según destaca la compañía, estas celdas de segunda generación se acercarán más a la paridad de costos con los motores de gasolina debido a que el diseño de la celda permite una mayor densidad de energía y utiliza menos material inactivo, lo cual brinda más espacio para la parte de la batería que produce energía.

Además hay una mayor integración entre vehículos y el paquete de baterías, habilitando menos celdas y módulos. Por otro lado está el hecho de que los cátodos son menos costosos, la reducción del material activo, nuevos electrolitos y el primer uso de ánodos de metal de litio en una batería de GM.

La compañía subrayó que las baterías Ultium serán fáciles de reparar a nivel de módulo, lo cual contribuirá a disminuir los costos de reparación

Otra novedad que se anunció fue que para 2023, 22 vehículos GM contarán con Super Cruise, incluyendo el Chevrolet Bolt EUV, que lo convertirá en el primer vehículo eléctrico de GM en contar con este sistema de conducción que hasta ahora era exclusivo de Cadillac.

Estos cambios surgen en el marco del compromiso que asumió la compañía para contribuir a reducir las emisiones de vehículos.
“El cambio climático es real, y queremos ser parte de la solución poniendo a todos en un vehículo eléctrico”, destacó Mary Barra, Chairman y CEO de General Motors, durante el evento virtual que se realizó en la feria CES.

“Estamos haciendo la transición a una cartera totalmente eléctrica desde una posición de fortaleza, focalizados en el crecimiento. Podemos acelerar nuestros planes de EV porque estamos construyendo rápidamente una ventaja competitiva en baterías, software, integración de vehículos, fabricación y experiencia del cliente”, añadió

Publicidad