Últimamente en YouTube no lo están pasando bien con el contenido relacionado con menores de edad, donde se ha visto que no todo es tan ideal como parece ser dentro de la plataforma. Lo último, vídeos de niños con poca ropa que son frecuentados de manera asidua por pedófilos y que, por si esto fuera poco, están mostrando anuncios de grandes corporaciones a modo de esponsorización.

Tras la revelación de The Times, YouTube ha prometido ponerse manos a la obra, algo que han hecho también varias de las compañías cuyos anuncios aparecían en esos vídeos, retirando su colaboración con la red de vídeos. Marcas de reconocimiento global como Mars, Lidl, Smirnoff o Johnnie Walker ya han dado el paso y suspendido sus relaciones con YouTube, mostrando su descontento.

Así mismo, afirman estar trabajando con Google para investigar qué es lo que ha podido ir mal para que sus anuncios terminasen en este tipo de contenido, no volviendo a anunciarse con ellos hasta no estar seguros de que esta situación no se volverá a repetir. Es decir, dentro de no mucho tiempo volveremos a ver publicidad de estas marcas en los servicios de la gigante norteamericana porque, a fin de cuentas, ¿quién puede resistirse a la influencia de “la gran G”?

 

Publicidad