India, Estados Unidos y China se encontraban entre los países que registraron los mayores incrementos de emisiones de gases de efecto invernadero el año pasado debido al auge del consumo de energía dominada por los combustibles fósiles, poniendo en riesgo el logro de los objetivos climáticos mundiales, según un nuevo informe.

Las emisiones aumentaron 6.3 por ciento en India, 3.4 por ciento en Estados Unidos y 2.3 por ciento en China, según la consultora Capgemini en su informe Observatorio de los mercados de energía mundial.

El sudeste asiático, donde el uso del carbón continúa creciendo, también registró un aumento de las emisiones, liderado por Vietnam y Filipinas. Ello contribuyó a un alza del 2 por ciento a nivel mundial en 2018, frente al 1.6 por ciento del año anterior, lo que demuestra que los esfuerzos para limitar los gases de efecto invernadero, a los que se atribuye el calentamiento mundial, se estancaron.

El aumento estuvo impulsado por un incremento del 2.3 por ciento en el consumo de energía, casi el doble de la tasa de crecimiento anual media desde 2010. La mayor parte de la energía procedía del petróleo, el carbón y el gas, según el informe.

“Las cifras del informe son una llamada de atención para el mundo”, dijo Philippe Vié, jefe global de energía y servicios públicos en Capgemini. “Con el aumento de la demanda energética mundial, que en su mayoría se satisface con el consumo de combustibles fósiles, los objetivos del acuerdo de París parecen más lejos que nunca”.

Publicidad