La diabetes está relacionada con el aumento del riesgo de problemas de salud graves, como las enfermedades cardíacas y el cáncer. La prevención de la diabetes es esencial para reducir el riesgo de enfermedad y muerte, pero los métodos para predecir qué personas, por lo demás sanas, desarrollarán diabetes, han venido resultando insuficientes para los objetivos que sería ideal alcanzar.

El equipo del Dr. Akihiro Nomura, de la Universidad de Kanazawa en Japón, ha investigado el uso de aprendizaje automático (la modalidad antes mencionada de inteligencia artificial) en el diagnóstico de la diabetes. La inteligencia artificial es el desarrollo de sistemas de computación capaces de realizar tareas que normalmente requieren de inteligencia humana. El aprendizaje automático permite a los ordenadores aprender sin ser programados explícitamente. Con cada exposición a nuevos datos, un algoritmo de aprendizaje automático se vuelve cada vez mejor para reconocer patrones en su campo de especialización a lo largo del tiempo.

“Usando el aprendizaje automático, podría resultar factible identificar grupos de personas con un alto riesgo de ser futuros pacientes de diabetes, con una precisión mejor que usando las puntuaciones de riesgo existentes”, explica Nomura. Esto ayudaría a mejorar la prevención y seguramente a mitigar la futura aparición de nuevos casos de diabetes.

Publicidad