El mexicano Maximiliano Medina Ramírez, investigador posdoctoral del Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, Países Bajos, e Ingeniero en biotecnología egresado de la Universidad de Sonora, creó una vacuna experimental para prevenir la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), según reporta la revista especializada Journal of Experimental Medicine.

Para desarrollar el prototipo de vacuna, Medina Ramírez empleó técnicas de ingeniería de proteínas que permitieron estabilizar al trímero, el cual “envuelve” al virus de VIH e infecta al sistema inmune mediante trampas o engaños. Asimismo, se modificó su estructura para favorecer la activación de células B precursoras de bNabs, las cuales pueden prevenir el contagio del virus.

Estas células se desarrollan en casi la mitad de las personas que viven con VIH, a partir de un año de mantener una infección activa, sin embargo, para entonces el virus ya ha encontrado dónde esconderse en el sistema inmune.

Por lo tanto, la tarea del doctor fue seleccionar dichos anticuerpos y adaptarlos mediantes ingeniería de proteínas para diseñar una vacuna que estimule al sistema inmune a desarrollar bNabs antes de que el virus ataque.

Hasta ahora, el prototipo ha sido exitoso, pero sólo se ha probado con ratones y aún faltan algunos meses para continuar con las siguientes fases que consisten en probar la vacuna en humanos y posteriormente producir a gran escala.

“Actualmente estamos en la etapa de producción a escala de esta vacuna experimental. El objetivo es arrancar un estudio clínico en el transcurso de los siguientes doce meses”, declaró Maximiliano Medina Ramírez.

El científico mexicano reconoce que gracias al apoyo del Conacyt logró formar parte del Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, Holanda, así como dar a conocer su trabajo, y que gracias a la fundación Aids Fonds de Holanda, enfocada en financiar investigaciones en torno al VIH, se obtuvieron los apoyos económicos necesarios para llevar a cabo la investigación.

Por su parte, los fondos para llevar a cabo el estudio clínico en el que será probada la segunda versión del prototipo, serán provistos por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Los resultados fueron publicados en la revista Journal of Experimental Medicine en el título “Design and crystal structure of a native-like HIV-1 envelope trimer that engages multiple broadly neutralizing antibody precursors in vivo”.

Publicidad