La hipertensión es a nivel mundial el principal factor de riesgo de ataques al corazón, derrames cerebrales y otras enfermedades cardiovasculares. La reducción de la presión sanguínea excesiva tiene importantes beneficios para la salud tanto de los individuos como de las poblaciones.

Las dietas poco saludables son responsables de más muertes y discapacidades en todo el mundo que la suma de todas las provocadas por fumar tabaco, beber mucho alcohol, consumir drogas y realizar actos sexuales sin protección.

Te puede interesar: Los cubrebocas impiden que los algoritmos de reconocimiento facial funcionen bien

Un mayor consumo de cereales integrales, verdura, fruta, frutos secos y otros alimentos vegetales, como se logra en las dietas basadas en vegetales, podría evitar cada año entre 1,7 y 4,9 millones de muertes en todo el mundo, según investigaciones anteriores.

Ya se sabe que las dietas vegetarianas y las veganas con ausencia total de productos animales reducen la presión arterial en comparación con lo que hacen las dietas omnívoras. Sin embargo, su viabilidad y su sostenibilidad son limitadas. Hasta ahora no se ha sabido si para lograr un efecto beneficioso significativo sobre la hipertensión, se necesita una ausencia completa de productos animales en las pautas dietéticas basadas en comida vegetal.

El equipo de Joshua Gibbs, de la Universidad de Warwick en el Reino Unido, ha realizado una revisión sistemática de investigaciones anteriores basadas en ensayos clínicos controlados, para comparar el efecto sobre la presión arterial ejercido por una dieta estándar occidental con el efecto ejercido por cada una de siete dietas a base de vegetales. Varias de estas dietas incluían productos animales en pequeñas cantidades,

Las dietas a base de vegetales favorecen un alto consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas, limitando el consumo de la mayor parte o la totalidad de los productos animales (principalmente carne y lácteos).

Gibbs y sus colegas han determinado que consumir una dieta a base de vegetales puede reducir la presión sanguínea incluso si se consumen también pequeñas cantidades de carne y de productos lácteos. (Fuente: NCYT de Amazings)

Publicidad