Un equipo de astrónomos halló pruebas de que el primer planeta extrasolar descubierto en tránsito en torno a su estrella podría haberse formado mucho más lejos de su sol de lo que se encuentra actualmente, comunicó este miércoles la Universidad de Warwick (Reino Unido), que participó en la investigación.

Tras estudiar la atmósfera del planeta HD 209458b, conocido también como Osiris, los científicos identificaron una “huella química” que confirma la hipótesis anterior de que este objeto espacial se desplazó a su posición actual después de su formación, a solo siete millones de kilómetros de su estrella anfitriona, lo que equivale a una vigésima parte de la distancia entre la Tierra y nuestro Sol.

Te puede interesar: Descubren en Brasil una nueva variante del coronavirus que combina 18 mutaciones

Los investigadores utilizaron el Telescopio Nazionale Galileo, ubicado en la isla española de La Palma, para obtener los espectros de alta resolución de la atmósfera del exoplaneta cuando este pasaba frente a su estrella anfitriona, en cuatro ocasiones distintas. La luz de la estrella se altera a medida que atraviesa la atmósfera del planeta y, al analizar las diferencias en el espectro resultante, pudieron determinar qué sustancias químicas están presentes y su cantidad.

En la atmósfera de HD 209458b, los astrónomos detectaron amoníaco, bajos volúmenes de vapor de agua y abundantes cantidades de moléculas basadas en carbono, como cianuro de hidrógeno, metano, acetileno y monóxido de carbono, lo que sugiere que en su atmósfera hay aproximadamente tantos átomos de carbono como de oxígeno, el doble de lo esperado, detalla el reciente estudio publicado en la revista Nature.

Según explicaron los investigadores, esto indica que a lo largo de su formación el planeta ha acumulado preferentemente gas rico en carbono, lo que solo es posible en caso de que orbitara mucho más lejos de su estrella cuando se formó originalmente, muy probablemente a una distancia similar a la de Júpiter o Saturno en nuestro sistema solar.

“Las sustancias químicas claves son las portadoras de carbono y de nitrógeno. Si esas sustancias están en el nivel que hemos detectado, esto es indicativo de una atmósfera enriquecida en carbono, en comparación con el oxígeno”, detalló el doctor Siddharth Gandhi, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick, al subrayar que esos seis elementos químicos fueron utilizadas por primera vez para acotar en qué parte de se habría formado originalmente el disco protoplanetario del HD 209458b.

Publicidad