Un nuevo estudio publicado esta semana en la revista médica BMJ sugiere que los fabricantes podrían fabricar insulinas tanto humanas como análogas a bajo costo y obtener ganancias.

Después de analizar los gastos de ingredientes, producción y entrega, entre otras cosas, los investigadores sostienen que el precio del suministro de insulina humana para un año podría ser de $ 48 a $ 71 por persona y entre $ 78 y $ 133 por insulinas análogas, que son formas genéticamente alteradas que se conocen como tratamientos rápidos o de acción prolongada. Los ejemplos de insulinas análogas incluyen Humalog, Lantus y Novolog.

La diferencia entre producción y comercialización es notoria. Los precios medios que se pagan en países como Estados Unidos o Colombia por insulina humana fueron de Mientras tanto, los precios medios pagados por más de dos docenas de países por insulina humana a 1.8 veces mayores que los costos de producción. Los precios medios para otros tipos de insulina también fueron más altos: Lantus, que es vendido por Sanofi (SNY), fue 5.6 a 7.8 veces mayor; Humalog, que es vendida por Eli Lilly (LLY), era 2.7 a 3.7 veces más alta; y Novolog, un tratamiento Novo Nordisk (NVO), fue de 2.6 a 3.5 veces mayor, según Business Insider.

“Como los análogos de insulina reemplazan la insulina humana regular (RHI) a nivel mundial, sus precios relativos serán cada vez más importantes. El problema es que solo hay tres compañías controlan el 96% del mercado global de insulina y pocas insulinas biosimilares están disponibles. Estimamos las reducciones de precio que podrían lograrse si numerosos fabricantes de biosimilares ingresaran al mercado de insulina”, escriben los investigadores.

Según STAT, el estudio estimó que el costo de producción de una dosis de insulina humana varía entre USD $ 2.28 y $ 3.42, mientras que el costo de producción de una dosis de insulina análoga  está entre USD$ 3.69 y $ 6.16, según el estudio de Dzintars Gotham, Melissa Barber y Andrew Hill de la Facultad de Medicina del Imperial College London, la Escuela de Medicina de Harvard y el Departamento de Medicina Transicional de la Universidad de Liverpool (Reino Unido).

“Cualquier persona con diabetes tipo 1 debería poder comprar insulina por menos de $ 100 por año “, dijo Andrew Hill, coautor del estudio e investigador visitante de la Universidad de Liverpool, a Business Insider.

Las limitaciones del estudio son, según los mismos investigadores, que la manufactura de biosimilares como el aseguramiento de la operación y los costos de registro ante la FDA no fueron considerados.

Los hallazgos se producen en medio de una controversia en curso sobre el costo de los tratamientos para la diabetes en Estados Unidos, según cuenta STAt. Un estudio de 2016 publicado en el Journal of the American Medical Association descubrió que el precio de un mililitro de insulina subió un 197 por ciento de $ 4.34 por $ 12.92 entre 2002 y 2013. Dos legisladores de Washington acusaron posteriormente a los tres principales fabricantes de insulina: Lilly, Sanofi y Novo Nordisk. – de colusión de precios. Posteriormente, las empresas se comprometieron públicamente a limitar el aumento de los precios de sus medicamentos, pero aún no lo han hecho.

“El estudio probablemente envalentonará aún más a los grupos de defensa que han estado tratando de presionar a los fabricantes de medicamentos para que bajen los precios. En Estados Unidos, T1 International y People for Faith para el acceso a los medicamentos están organizando otra demostración el próximo domingo en la sede de Lilly en Indianápolis para protestar por los precios de la insulina”, dice Business Insider.

Los mismos investigadores han llevado a cabo estudios similares, sugiriendo que los costos de producción para otros tipos de medicamentos eran lo suficientemente bajos como para que los fabricantes pudieran recortar los precios y aun obtener ganancias razonables para satisfacer los objetivos financieros, según apunta el medio financiero estadounidense.

Publicidad