Desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, han surgido estudios que vinculan la obesidad con una mayor probabilidad de ser hospitalizado por un caso grave de Covid-19. Con el paso del tiempo, incluso se ha confirmado, con estudios más completos y amplios, el riesgo existente no sólo con la obesidad, sino también con un sobrepeso menor. De acuerdo a un meta-análisis de estudios con un total de 399 mil pacientes, la gente con obesidad tiene 113% más probabilidad de requerir hospitalización al contagiarse con SARS-CoV-2.

Te puede interesar: Vacuna contra COVID-19 podría estar lista a finales de 2020, asegura AstraZeneca 

Además, existe también un 74% y un 48% más de probabilidad de requerir terapia intensiva y de fallecer, respectivamente, según este estudio publicado en la revista Obesity Reviews. La obesidad también está asociada a un mayor riesgo de padecer otras enfermedades conocidas por ser factor de riesgo para la Covid-19, como afecciones cardíacas, pulmonares o diabetes, al igual que el síndrome metabólico, conocido por aumentar los niveles de azúcar o grasas en la sangre, así como por una alta presión sanguínea. Este síndrome es responsable de un aumento considerable en los riesgos de requerir terapia intensiva, ventilador mecánico y de fallecer, según un estudio de la Universidad Tulane publicado en la revista de la Asociación estadounidense de diabetes.

No obstante, el índice de masa corporal es un factor de riesgo en sí mismo. Según un estudio en preimpresión de investigadores de la empresa de biotecnología Genentech, 77% de 17 mil pacientes hospitalizados en Estados Unidos por Covid-19, 77% de ellos padecían sobrepeso (29%) u obesidad (48%). En Inglaterra, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la tasa de hospitalización muestra un pico en las personas con un índice de masa corporal (IMC) mayor a 35, aunque el riesgo comienza a elevarse tan pronto un el IMC de un paciente cruza el umbral de sobrepeso. Según los criterios de los Centros para el control y prevención de enfermedades en Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), un IMC entre 25 y 29.9 kilogramos por metro cuadrado indica sobrepeso, mientras que a partir de 30 se considera obesidad.

Según el director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Simón Barquera, más del 75% de la población en México tiene sobrepeso u obesidad, además existen siete estados de la república donde ni siquiera dos de cada diez personas tienen un peso saludable. Según la doctora Teresa Shamah Levy, directora adjunta del Centro de investigación en evaluación y encuestas (CIEE) del INSP, la calidad de la dieta es determinante en la extensión de la epidemia de obesidad en México, y subrayó la importancia de consumir una dieta equilibrada, es decir, alimentos naturales, y evitar el consumo de alimentos altamente procesados con bajo valor nutrimental: “En México consumimos en promedio 214 kg de alimentos ultraprocesados por persona al año, ubicándonos con ello en el primer lugar respecto a este consumo”, comentó.

Tras casi medio año de pandemia, ahora es más claro el riesgo de ser hospitalizado por Covid-19 si se padece sobrepeso y obesidad. Este factor es importante y debe ser atendido e investigado oportunamente, según la opinión de expertos, sobre todo en países con graves problemas de obesidad en sus poblaciones, como es el caso de México y Estados Unidos, donde la pandemia ha golpeado fuertemente.

Publicidad