En años recientes, Google ha sido la empresa líder en tecnología, reforzando su alcance al adquirir YouTube, desarrollar un sistema operativo móvil que utilizan en más del 85 por ciento de los teléfonos inteligentes en el mundo y crear un ecosistema digital capaz de brindar información de toda índole. Por esa razón, la compañía insignia de Alphabet Inc, compró a Fitbit por 2 mil 100 millones de dólares en noviembre de 2019.

La empresa de tecnología creada por James Park y Eric Friedman bajo el nombre de Healthy Metrics Research es uno de los fabricantes de mayor referencia en la industria de pulseras electrónicas, smartwatches y otros wearables capaces de medir un gran número de datos sobre los usuarios para optimizar el rendimiento deportivo y su salud.

Te puede interesar: Abogan por el uso de luz ultravioleta para reducir la transmisión del SARS-CoV-2 en espacios interiores

A pesar de existir muy poca evidencia de que los wearables suponen un beneficio veraz para las personas, la raíz de su verdadero negocio está centrado en la capacidad de recabar información de los usuarios con el objetivo de venderles a las grandes marcas de tecnología a fin de perfeccionar los motores de predicción y colocar publicidad específica en Internet. Esto provocó una gran controversia a nivel mundial y la Unión Europea (UE) comenzó a indagar a fondo el por qué de la compra de Google.

Un grupo conformado por 20 organizaciones de todo el mundo decidió el pasado jueves 2 de julio de 2020 investigar a la compañía de Mountain View bajo las estrictas leyes antimonopolio, que prohíben a las empresas tener un control total del mercado de un producto o servicio. La UE dará su veredicto el 20 de julio de 2020, pero de encontrar más irregularidades en el caso, podría extender su investigación aplazando el resultado a la espera de una nueva fecha.

Por otra parte, la compañía de la gran G aseguró que no está tratando de monopolizar el mercado tecnológico y tampoco es su intención absorber a sus rivales, sino planea todo lo contrario. Con Fitbit, tiene el propósito de fabricar dispositivos inteligentes para competir con los smartwatch de Apple, Motorola, Samsung, Pebble, Garmin, entre otras marcas.

Cabe mencionar que Google con Fitbit tiene el proyecto de incursionar en el mercado de los wearables donde está estancado, pues expandir su negocio en una industria que tiene gran aceptación entre los usuarios deportistas y hasta el momento dominado por otras empresas tecnológicas y de relojes con gran renombre a nivel mundial sería beneficioso para la empresa, aunque tendrá que esperar el veredicto de la UE.

Publicidad