Con la nueva generación de consolas ya en el horno, es normal que Microsoft tenga en mente una revisión del actual mando de Xbox One, que, a su vez, fue una evolución natural del de Xbox 360.

Nuevas patentes encontradas entre los registros de la multinacional afincada en Redmond, sugiere una apuesta continuista que mejora algunos elementos del actual mando, como los gatillos.

Uno de los detalles más curiosos del mando de Xbox One, con el que se hizo especial hincapié durante su presentación, es el llamado force-feedback, que se trata de un motor de vibración situado en los gatillos y que reacciona de forma más natural a los estímulos del juego.

Esto, permite entre otras cosas, sentir el cambio de trazada en un juego de conducción, el empuje y vibración de un arma o la fuerza de una explosión.

Esta patente, titulada ‘Input Device With Linear Geared Feedback Trigger’ y publicada el 6 de diciembre de 2018 por USPTO, confirmaría un nuevo mando de xbox con mejoras en el sistema de vibración force-feedback.

“Un dispositivo de entrada para el usuario que incluye un gatillo que puede ser activado y configurado para pivotar sobre un eje del gatillo, una interfaz de engranaje de cremallera con el gatillo que se puede activar por el usuario, un motor de force-feedback que incluye una interfaz de de transmisión con el engranaje de cremallera y un sensor configurado para determinar la postura del gatillo accionable sobre su eje. El motor de retroalimentación de fuerza está configurado para impulsar el engranaje del bastidor en base a una señal de retroalimentación”, explica Microsoft en el resumen de este documento.

Publicidad